martes, 20 de enero de 2015

Vicente Gaos

Poeta desarraigado, Vicente Gaos (1919-1980) centra su poesía en el hombre, en la angustia de vivir, en la presencia de la muerte y sobre todo en el diálogo con Dios, lo que le convierte en un poeta existencial de gran hondura y le emparenta con la obsesión por el tema religioso de los autores de la primera generación de posguerra -tema que sólo compartirá en su obra en cantidad y énfasis con el asunto amoroso primero, antes de ceder espacio a una poesía social irónica y existencial. Sin embargo, Gaos ironizó, bromeó, se burló incluso de su fe, y llegó a afirmar que no quería luz sino sombras.

De la introducción a la antología de Ricardo Bellveser extraigo lo siguiente:

“Sabe establecer su propia personalidad y no dejarse engullir por un instante tan firme. Así lo apreció César Simón para quien Vicente Gaos:
"sus ideas, sus maneras, su lenguaje, no se esclavizan a su momento ni a su grupo, del que, por otro lado, no es el único que, en buena medida, se despega. Por donde ancla verdaderamente a su época es por la angustia del desarraigo existencial, en donde permanecerá hasta la publicación de su último libro. Entre lo social y lo existencial, que cubren en buena medida la literatura de los cincuenta, Gaos encaja decididamente en lo último".
….....
“Pertenecía Gaos -explica Simón- a ese tipo de artista que se esfuerza por conciliar la inspiración con la disciplina, en quien el fuego creador se halla potenciado por la exigencia de la norma; un romántico clásico, lo cual no pasa de ser una contradicción aparente”.
…....
El tema de Dios, como probablemente el tema más importante de este periodo, tiene en Vicente Gaos una presencia absoluta en su obra primera, presencia que sólo comparte en cantidad y énfasis con la de asunto amoroso, tras la cual cede espacio a la poesía social, más comprometida, más irónica y más existencial en el sentido francés de la palabra. Sólo al final de su vida regresó Vicente Gaos al tema amoroso. …..

Gaos ironizó, bromeó, se burló incluso de su fe. Afirmó que no quería luz sino sombras. Hizo un inolvidable Padrenuestro corrigiendo y rectificando la oración que Jesucristo dio a sus seguidores, se inventó las Malaventuranzas y afiló su sarcasmo. Pero al final de su vida, en los últimos instantes, quiso aclarar esto con una abjuración, y lo hizo con un poema, inédito hasta las Obras Completas, que apareció entre sus papeles y que se reproduce íntegro en la presente antología.




CUANDO EL AMOR DECLINA
...dolor, última forma de amar.
PEDRO SALINAS
Este dolor que ahora siento
me dice que te he querido.
Este dolor, raíz última
de amor, que llevo conmigo,
que lo tengo aquí clavado
hondo, en su oscuro dominio,
me recuerda horas lejanas
en que los dos nos quisimos.
Ah, dolor, última forma
del amor que te he tenido.
Luz tuya, tuya, que puso
mi corazón encendido.
Mi corazón encendido.
Ya no puede arder lo mismo
que cuando ardía, hecho llama
de un amoroso destino.
Por eso recuerdo ahora,
en mi oscuro dolor trío
-ceniza del fuego aquel-,
las mañanas en que íbamos
junto al mar, bajo los árboles,
por luminosos caminos
de dicha, en el alto amor
que yo creía infinito.
Por eso recuerdo ahora,
fríamente dolorido,
aquellas mañanas claras,
tú y yo frente al doble abismo
del mar y del cielo azul
que amparó nuestro delirio.
En aquellos días claros
yo te llamaba amor mío.
Hoy, en la tarde clarísima,
sólo te llamo mi olvido.




NOCHE DEL AMOR
¡Oh, noche que juntaste...!
SAN JUAN DE LA CRUZ
¡Sugestión de la noche!
La tormenta pasó y el crepúsculo.
Yo escuchaba en la tarde el corazón del campo
-lluvia sobre la hierba, serenidad final-,
el corazón del campo
cediendo lentamente su latido a los astros, su pasión a la noche.
Oh cielos ya encendidos,
claridad de mi corazón, pureza de mi deseo,
oh girar infalible de los cuerpos celestes por las pendientes de la noche.
Cielo cerrado del amor.
Con mi clamor solitario
-isla de mi existencia, aguas enamoradas-,
con mi clamor solitario
me elevé hasta tu aurora,
hasta tu resplandor, hasta tu forma tan luminosa,
hasta tu sumisión concedida,
hasta tu vida entregada.
Mi corazón ardía, oh llama, oh luz de mi sangre.
Mi corazón ardía,
pero a pesar de tanto y tan dulce fuego,
yo únicamente podía ofrecerte
mi peso triste, mi peso ciego y oscuro,
mi noche de pasión, de pasión,
mi sombra atormentada.
Tú, en cambio, me cedías
una dulzura abrasada, inacabable,
para que yo pudiera quemarme en ella,
para poder arder a su contacto de aspiración infinita...
Entonces,
oh seda viva de tus cabellos,
sombra azul, sombra suave de tu mirada
y suavidad mortal de tus labios, te amo.
Beso sin cesar tu frente de imponderable tersura,
la sensible columna de tu cuello
hundo mi rostro en tu rostro,
consumo mi vida entera en tus labios.
Oh noche de la entrega, ángel tiránico del deseo,
venablo de la pasión,
órbita del amor, certidumbre de nuestro cielo.
Oh noche guiadora,
anhelo de las fuentes, altitud conseguida,
lancinante clamor de las estrellas.
Te amo.
Sólo puedo decirte que te amo.
Sólo quiero decirte que te amo.
Oh noche que juntaste,
oh noche que exaltaste,
noche que condujiste nuestros momentos aéreos,
nuestra hora contendiente,
el roce, el peso ingrávido de la entrega...





LOS DOS
 
Cuando en la noche a tu pasión me entrego,
dime ¿quién es el cielo y quién la estrella?
Cuando tan alto amor el mundo sella
¿es ciega la pasión o yo me ciego?
Ahora tú me conduces, pero, luego,
yo, yo seré quien te conduzca a aquella
noche estrellada, iluminada y bella
en donde a la pasión vence el sosiego.
En donde la pasión encadenada
y la serenidad del sabio vuelo
-feliz estrella de la noche amada,
íntima confusión, cielo del cielo
crean esta inmortal noche estrellada,
e inmóvil resplandece nuestro anhelo.


TÚ ERES TÚ
Pues tú eres tu...
J.RJ.
No te merezco, no. Yo canto, canto,
y te quiero, te quiero, sí, te quiero,
y sólo por ti vivo y por ti muero,
y sé que hasta tu cima me levanto.
Pero no es en tu cima en donde canto,
sino en el valle en que me desespero
de no poder vivir siempre señero,
y callar, callar sólo, amarte tanto...
Oh bajo y pobre mundo, limitado
poder de la expresión, oh lengua mía.
En cambio tu mirada, qué logrado
silencio y poderosa luz del día.
Tú me devuelves más que yo te he dado,
pues tú eres tú, yo sólo mi poesía.



AMOR TOTAL

Mi corazón te piensa, luminoso.
Mi pensamiento te ama, apasionado.
Mi silenciosa sangre te ha adorado
-río interior- sin punto de reposo.
Oh embriagadora música, amoroso
clamor de estas entrañas que han pensado
tanto en ti, pensamiento que te ha amado,
que te ha cantado, en canto silencioso.
Ama, ama y canta, pensamiento mío.
Tú, corazón, embriágate de ella,
sed uno y otro inagotable río,
música fiel, arrebatada estrella,
ciega flecha que ignora qué es desvío,
cuando tan alto amor el mundo sella.



TÚ, PENSAMIENTO MÍO

Luz de la inteligencia, vida alta,
diamante en su pasión transfigurado,
luz que mi vida entera ha iluminado,
serenidad feliz que así me exalta.
Cuando en ti pienso, ¿qué es lo que me falta?
Cuando en ti pienso tú estás ya a mi lado,
seguridad del mundo deseado.
¡Qué embriagadora claridad me asalta!
Pensar en ti es ya amarte, es poseerte.
Si no te pienso a ti, qué oscura vida.
Aunque a mi lado estés y pueda verte
y a mí te entregues, libre y encendida,
si en ti no pienso yo no se quererte.
Te pensaré en la noche concedida.




INEXPRESABLE
Sólo el silencio y Dios cantan sin fin.
ANTONIO MACHADO
Ya ni quiero decirte que te quiero,
silencio del amor, noche entregada.
Sí, tácita, inmortal noche estrellada,
mano de Dios y canto verdadero.
Aéreo silencio. Nada espero
poder decirte, porque el hombre nada
sabrá expresar, mas queda así, expresada,
con callar, la expresión de lo señero.
¡Voz del amor o voz de Dios! Nadie hable.
Oh el infinito cántico del cielo,
solas palabras de lo indescifrable,
conseguida expresión para mi anhelo
de altitud o pasión, inexpresable
arrebato de amor, vertical vuelo.



AQUEL DÍA
La terrible célerité de la perfection des formes.
RlMBAUD
Perfección de tu instante en mi mirada
-en mi flecha de amor-, captada al vuelo
de mi cincel, veloz en el anhelo
de esculpirte en mi sangre enamorada.
Ah, ya en mi corazón, sí, terminada
de pasión bajo el aire de este cielo
-sueño de azul y nube de desvelo-,
de pasión, de pasión, forma alcanzada.
El día que te vi, celeste forma
veloz, fue para mí, amada mía,
arrebato de amor, flechera norma,
vivísima y tristísima alegría,
rayo de luz que mi futuro informa:
cielo de tu tormenta fui aquel día. 

TE QUIERO Y TE LO DIGO

Toda la luz del cielo ya en la frente
y en el labio un carbón apasionado.
Mi pensamiento, así de iluminado.
Mi lenguaje de amor, así de ardiente.
Así de ardiente, así de vehemente,
diamante en su pasión transfigurado.
Amarte a ti, universo deseado.
Mi luz te piensa apasionadamente.
Mi luz te piensa a ti, luz de mi vida,
pasión mía, luz mía, fuego mío,
llama mía inmortal, noche encendida,
cauce feliz de mi profundo río,
arrebatada flecha, alba elegida,
mi dulce otoño, mi abrasado estío. 

DESEO DE LA MUERTE 

El sombrío morir ahora es amado
por mí, si no he de arder en ese fuego.
Ah, morir, claridad, solo sosiego
para este corazón atormentado.
Para esta sangre que por ti ha clamado,
que por ti se hizo luz, primero, y luego
ardió en tan alta llama, mundo ciego,
flecha de amor y cielo apasionado.
Ciclo de las estrellas, mano suave,
contacto tuyo, noche que juntaste
y que exaltaste, levantada ave
de mi pasión. ¿Por qué me arrebataste?
Esta pasión sólo en la muerte cabe.
A morir como a amar me condenaste.



ESTRELLA MÍA

Estrella de mi vida, alto destino,
fidelidad al cielo de tu frente,
rapto de amor y ciclo vehemente.
Tú eres mi luz, mi vida y mi camino.
Tú eres mi claridad, fuego divino.
Por ti yo llevo el corazón ardiente.
Tú eres mi claridad resplandeciente.
Ahora mi corazón es diamantino.
Vivir es entregarse apasionado
a esa noche, es arder en ese fuego,
arder -el corazón enamorado-,
embriagarse en la luz y girar ciego,
iluminado, ciego, alucinado.
Nada me importará la muerte luego.



NO ENCUENTRO LA PRECISA LUZ

No sé cómo decirte que te quiero,
ni sé cómo callarme que te amo.
¿Cómo callar, si sólo por ti clamo,
y encontrar el vocablo verdadero?
Sé bien que por ti vivo y por ti muero.
No encuentro la precisa luz. Te llamo,
y no sé si al nombrarte te proclamo
luz mía, vida mía, mi sendero.
No, no hay caudal de luz en lo creado,
para decirte lo que yo me digo
de ti, cuando en ti pienso. Oh Señor, dame
tu genesíaco verbo apasionado...
No quiso Dios dejarme hablar contigo.
Me callaré, por mucho que te ame. 



NOCHE DEL AMOR

Qué podré yo decirte, dulce amada,
joven virgen feliz que no conoces
en un cielo cerrado, suaves roces,
el peso del amor, noche entregada.
Desde este corazón, isla olvidada
-oye del mar sus clamorosas voces-,
me elevaré hasta ti que desconoces
la flecha que en lo oscuro está clavada.
Los cuerpos se revuelven tan certeros,
guiados del amor, como esos astros
que, arriba, sólo ven tus ojos puros.
Órbita de pasión y verdaderos,
resplandecientes e infalibles rastros.
Celestes nuestros cuerpos aunque oscuros. 


MI ETERNIDAD

Vida es vivir en ti. Sin ti la vida
es muerte, es una eterna noche oscura.
Vivir es entregarse a tu hermosura
en la noche exaltada y encendida.
En la noche, en la noche conseguida
en que me enciendo de pasión tan pura.
Este momento solo me asegura
la eternidad, la vida prometida.
No prometida, concedida. El mundo
es la certeza del amor, la suave
seguridad en que a tu lado me hundo
o en que me exalto, arrebatada ave.
Tú eres mi eternidad, mi alto y profundo
cielo, pues sólo en ti mi vida cabe.




NO QUIERO SER ETERNO

No quiero ser eterno eternamente,
sino amarte, mi dicha conseguida,
dichosa exaltación insostenida,
amarte, ser eterno fugazmente.
Amarte sólo, amarte, únicamente
vértice, inmortal cima de mi vida.
Renuncio a la otra vida prometida
por este solo instante vehemente.
Pues mi cielo tú eres, sí, mi cielo
tus labios son, tus ojos, tu hermosura,
el arrebato de este breve vuelo,
rayo feliz, eternidad tan pura...
Elévame un instante de este suelo
y anégame en la noche más oscura.




ASTROS

Vivo porque te quiero. Sí, ahora beso
tus labios, te sostengo entre mis manos,
cénit de amor, mis límites humanos.
Te quiero y vivo, pues vivir es eso:
Reposar sobre ti, leve, mi peso,
mientras brillan tus ojos con paganos
destellos de deseo, y en tus vanos
labios bebo por fin tu ardor poseso.
Astros los dos clamamos en lo oscuro,
nocturna, amantemente iluminados,
noche de amor, ciclo de amor tan puro...
No en la tierra, en el cielo encadenados.
-El mundo rueda fiel, gira seguro-.
Tú y yo por nuestra propia luz cegados.




EN SOMBRA

Vivimos, derivamos lentamente
desde la sombra hacia la luz postrera,
hacia la luz eterna y verdadera
que nuestro oscuro corazón presiente.
Entre las densas sombras, de repente,
una revelación de primavera
-sólo una chispa de la inmensa hoguera
parece que ilumina nuestra frente.
Oh vida, dulce vida, sueño fuerte,
presentimiento ya de la evidencia
que nuestro oscuro corazón advierte.
Amor, amor, vertiginosa ciencia.
Amor, profunda comunión de muerte.
¡Oh roce de la súbita apariencia!




DOLOR DEL MUNDO

Mi pobre corazón es una oscura,
una honda galería socavada
por el dolor. Su mano despiadada
me lo taladra a golpes de ternura.
Oh Dios, sé que en tu mundo hay hermosura.
El cielo me anegó en su luz dorada.
Brilló el amor sobre una frente amada.
Amé. Besé su joven frente pura.
Pero la luz relampaguea. Apenas
si atraviesa un instante lo sombrío
de este universo doloroso y triste.
Y así tengo esta mina de mis penas,
la oscura mina del corazón mío
donde el dolor en su latido insiste...





AMOR 


¡Qué profundo es mi sueño! 

¡Qué profundo y qué claro, 

qué transparente es, ahora, el universo! 

Si pensando en ti, siempre, 

si soñando contigo, me desvelo, 

y te miro, por dentro, con mis ojos
,
si te miro por dentro... 

veo la oscura entraña de mi vida, 

tu sorda luz de fuego, 

y ya no sé si a ti te estoy mirando, 

o si contemplo el cielo: 

el último trasfondo del poniente, 

sin nubes y sin velos, 

más arriba de todas las estrellas, 

O el inicial trasfondo de la noche 

donde estás tú, durmiendo. 

Y yo sobre la tierra, oscurecido 

por tanta luz, yo, ciego.



HORA SEXTA

Es el Cristo español, crucificado,
mar de sangre en lo alto del Calvario,
y al Centurión romano temerario
bondad de santa ira y sol nublado.
Trágico está ya el cielo y desgarrado
de nubes en paciencia de sudario,
para esperar el día funerario
de enterrar al gran Dios descoyuntado.
Ira, muerte, pasión, sangre y ruina
de arrebatada luz, en la agonía
de Cristo contra el cielo, España mía.
Pues en mi pueblo hay algo que lo inclina
a quererte, Señor, en tu divina
Pasión, y de tu gloria lo desvía.




MENDIGO MÍSTICO

De pie, en la encrucijada del pecado,
al pan y a la limosna se entreabría
mi mano, y, de repente, una alegría
inmensa recibió mi acongojado
corazón, pues yo vi un ángel alado
que pan, limosna eternos me ofrecía.
'Dame, en vez de limosna, teología,
será, de hoy para siempre, mi dictado”
mi corazón decía. “Ya no quiero
más óbolo que el místico alimento
que el Señor da a sus almas cada día”,
mi corazón decía. “Sólo espero
vivir en Dios”. Mi corazón, contento,
estas solas palabras repetía.



NADA ES DE DIOS,
PUES PARA DIOS NO ES NADA...


Nada es de Dios, pues para Dios no es nada,
y, sin embargo, todo en El existe.
Todo es en El, vivimos en su sangre.
Su mano, acogedora de los hombres,
nada para Él retiene, lo da todo:
nos da su muerte de la que vivimos,
nos da su muerte para que existamos.
Vivimos de su muerte, y de su sangre
nace el amor, de su misericordia
nace el amor, la vida que se acoge,
entre el rumor de un mundo que el conduce,
a su ala de pasión, en que, sumidos,
a Dios tenemos, amoroso siempre.





MI DEMONIO



Recuerdo, sí, recuerdo que quisiste

hacerme tuyo, esclavizarme un día,

cambiar el sino de la estrella mía.

Recuerdo bien el daño que me hiciste.

(Pero, Señor, tú te compadeciste

de verme ya en la noche oscura y fría,

y con tu sabia mano de armonía

a tu ordenado cielo me volviste.)

Hubo un momento en que yací en tu sima,

demonio mío, breve noche oscura.

Tu poderosa mano sentí encima

de mí. Mas, oh vencido tú, a qué pura

seguridad me levanté, a qué cima.

El mundo recobraba su hermosura.




EN DESTIERRO

Así, arrojado misteriosamente
en esta vida, el hombre está angustiado,
quiere saber qué mano le ha arrojado,
sí, pide luz para su pobre frente.
¿En dónde está esa luz que el hombre siente
remota, en dónde? Oh Dios, yo te he mirado:
Sombras tan sólo. Estaba desterrado.
Oh mundo oscuro, negro Dios poniente.
Te he mirado: A lo lejos, vi hondos fuegos,
vi que mi entraña estaba a muerte herida
y tuve sed de Ti, mal del infierno.
Y contemplé tus crueles astros ciegos.
Mas sólo cuando, al fin, miré la vida
logré asomarme a tu rencor eterno.



LA NADA 


Oh. sálvame, Señor, dame la muerte,
no me amenaces más con otra vida;
dame la muerte y cura así esta herida
de mi vida mortal. Haz, Dios, de suerte
que pueda retornar al mundo inerte
al que esta ciega noche me convida.
Pon sobre mí tu mano detenida,
tu mano de piedad, tu mano fuerte.
Dame la muerte, oh Dios, dame tu Nada,
anégame en tu noche más sombría,
en tu noche sin luz, desestrellada.
Bastante tengo con la luz de un día.
Bastante tengo, oh muerte deseada.
En ti repose al fin, oh muerte mía.



PREGUNTA

Dime si soy mortal, Dios mío, dime
si somos sólo sombras fugitivas,
sueños de tu rencor, llamas que avivas
con tu viento, que airadamente gime
sobre la tierra ésta que me oprime.
Dime si viviré mientras Tú vivas.
Dime si a tus dos manos vengativas
hemos dado un motivo que te anime
a destruir el mundo, derribando
sobre nosotros, en celeste envío,
y en la noche final, cuanto creaste.
Si somos sombras, ¿sombras hasta cuándo?
¡Apáganos, si llamas, con tu frío!
¡Si sueños, ya bastante nos soñaste!




LUZBEL

Arcángel derribado, el más hermoso
de todos tú, el más bello, el que quisiste
ser como Dios, ser Dios, mi arcángel triste,
sueño mío rebelde y ambicioso.
Dios eres en tu cielo tenebroso,
Señor de la tiniebla en que te hundiste
y de este corazón donde encendiste
un fuego oscuramente luminoso.
“Demonio, Señor mío, haz que en mi entraña
cante siempre su música el deseo
y el insaciable amor de la hermosura”,
te dije un día a ti, ebrio de saña
mortal. Y luego a Dios, también: “No creo“.
Pero velaba Dios desde la altura.



DESCANSO EN DIOS

Sueño infinito, eternidad te llamo,
deseo de la muerte, Dios, deseo
de verte al fin, de ver lo que aún no veo,
perdido entre la niebla de un verano.
Perdido por mi vago ensueño humano
ignoro hacia qué luz camino. Creo
en Ti, Dios de mi sueño, porque creo
que muchas veces me tocó tu mano.
Eternidad o muerte o Dios, ven pronto,
sálvame de este sueño y dame un nuevo
sueño de luz con que soñar despierto.
Ven pronto, ven ahora en que remonto
mi error de ayer y hacia tu luz me muevo,
muerte mía, mi Dios, mi dulce puerto.



HERMOSA PRESENCIA

Sólo en algunas tardes resulta
que Dios es evidente. Tendido
sobre el césped, los ojos
atesoran la luz total que confunde. Siento, de pronto,
cuan musical es el cielo,
qué sencillos, qué dulces y qué precisos los árboles,
ceñidos por el postrer rayo solar. Escucho
el viento, mágico, revelador, su mansa costumbre,
envío de los celestiales confines
donde hoy adivino el presagio de la sorpresa inminente.
Así ocurre
que ahora muevo en el espacio las manos,
y las advierto tangibles para la plenitud prodigiosa,
para lo cierto invisible
que, a mi lado, se cierne, ondeando.
¡Oh súbita paciencia
del mundo núbil, del milagro!



INCOMPLETA BELLEZA

Si a veces nos asalta la evidencia
de Dios, tras una nube, en una rosa,
en unos ojos de honda y misteriosa
mirada... Si, de pronto, en rauda ciencia,
rozamos cierto a Dios en la inocencia
de un río, en su corriente rumorosa...
Si a veces Dios a mano está en la cosa
más fugitiva y leve, y su presencia
da belleza divina a un agua triste,
a un resplandor final en el poniente,
a un vago viento que en la tarde insiste...

Si a veces tan cercano a Dios se siente.
Si a veces -rosa, río, luz- existe
tan ciegamente Dios. Si el mundo miente...




EL BALCÓN

Desde el balcón sereno que domina
la plaza vieja de árboles, la calle,
un trecho de ciudad -torres, aleros-,
y allá en el fondo quietas las montañas,
la insinuación del mar, el campo próximo,
un breve mundo en derredor, de pronto
me adivino inmortal. Di, Dios, ¿acaso
tanta belleza, tanto espacio, pueden
no prometer eternidad al hombre?
Aquí en esta baranda yo podría
acariciar una cabeza amada,
hundirme en unos ojos, o estar solo:
la música continua del silencio
me brinda compañía. Cerca, el cielo
-dorado, azul, radiante, enrojecido,
con nubes, ciego en lluvia, gris, borroso,
(lo he contemplado en todas sus jornadas)
me comunica con el universo.
Deja que a este balcón, en este punto
perdido del planeta -una pequeña
ciudad, sólo unas calles, una plaza,
un cósmico confín de mar y campo,
una de tus millones y millones
de perspectivas-, yo, mirando afuera
o volviendo los ojos a mi casa
en sombra, yo, sí, un átomo del cosmos,
sienta conformidad con tu gran Obra.
Se prolongue siempre este momento

sin ansiedad, con natural dominio,
como la plaza se abre hacia esa calle,
y la calle hacia el campo ya, lo mismo
que el silencio prolóngase en silencio,
que el mar en ritmo de olas, con su sordo
fragor, va en blandos golpes a la arena,
o como el corazón, sin que se escuche,
pauta constante el tiempo de la vida.
¿Estos ojos que abarcan tus distancias
han de quedarse ciegos sin que puedan
atesorar lo visto? Di, ¿estas manos
con sueño, con urgencia de caricias
se han de paralizar? ¿La luz, la música,
el amoroso río de la sangre,
son para las tinieblas y el silencio
y el helado rigor? ¿Tanta belleza,
tanto espacio, y de pronto el terco muro?
La aurora aspira a despertar en día,
el día a atardecer, la tarde a hacerse
noche dulce de estrellas o de luna,
la noche a amanecer gloriosamente.
El mar es mar porque se parte en olas
y renace al morir sobre la playa.
Si aquí en este balcón estoy soñando
con que tú, Dios, ordenas a las cosas
continuidad, ¿por qué soñar me dejas?
Memoria y corazón son mi materia.
Quiero vivir porque he vivido y siento
la vida en unidad, libre de olvido.
Quiero vivir porque amo el gran asombro
en medio del que existo. Los recuerdos
y la ilusión me ganan y me dicen:
Estos instantes al balcón, los otros
que ahora asocias con éstos, no es posible
que terminen, no pueden morir nunca.
La ciudad cuando en sol el día crece
se va poblando de almas y rumores:
hombres que entran y salen, que se sientan
en el café o los bancos de la plaza,
niños que juegan bajo la arboleda,
gente que cruza rápida o que vaga
a su ocio en las esquinas, redimiendo
de la presunta eternidad un día,
un día más con su trajín oscuro.
Esta calle, esta plaza, estos balcones,
esta casa que se abre a mis espaldas,
siguen igual que antes, mucho antes,
cuando no yo, otros seres los veían.
En el jardín, mis hijos, aún ajenos
al sueño en este mirador, seguros
-es decir, ignorantes- de que existen
fuera del tiempo, como las montañas
o el mar, telón al fondo del espacio.
Un día más está pasando, un día
menos. La noche incierta sin estrellas.
En la plaza, las luces. En la plaza
donde gime la Historia. Se han borrado
el mar y las montañas. Yo los llevo
grabados ya en el alma, hechos memoria.
En tesoros así, claros momentos
que en el río del tiempo sobrenadan
-islas firmes-, consiste nuestra vida.
Pasa el viento los árboles. Cerremos
sobre la plaza y la ciudad dormidas
este balcón. El cielo sin estrellas
¿es, Dios, el techo enorme de tu Nada?
En el hogar, refugio tan precario
contra la oscuridad, también los mío

están dormidos ya. En mi mesa brilla
la luz. Pienso: Qué vano mi instrumento
para dar duración a lo que huye:
Sólo palabras mientras llega el sueño.






No me mueve, mi Dios, para quererte...
ANÓNIMO
No me mueve, mi Dios, para odiarte,
el cielo que me tienes escondido
ni me mueve el infierno, no temido
-¿qué más infierno ya?- para rogarte
que me muevas, Señor. Pon de tu parte
lo que puedas, si puedes. Descreído,
aunque en la cruz te vea, ¿qué sentido
pueden tener el sol, la vida, el arte...?
Muéveme, pues, y llámame, aunque quiera
mi pensamiento, mi razón ignora
no oírte. Dime, oh Dios, que no es quimera
la esperanza, la fe, y aunque así fuera,
engáñame -¿no puedes tal vez?- para
poder dormir, soñar hasta que muera.



 ANONADAMIENTO 

Anonadas, pero no aniquilas
(salvo la muerte).
Sería iniusto
y tú eres misericordioso,
justísimo;
te apiadas del difunto, del miserable,
lo juzgas con equidad y recurres,
contra ti mismo, a tu propio amor
(no, como el hombre, a su amor propio, a su orgullo),
al encendido amor por tu criatura.Tú, creador perfecto,
no de la nada,
como dijo antaño el apóstata, el hombre viejo y empedernido,
con inconsciente y ciega antinomia,
jugando con dureza de corazón a vanas palabras.
Pues si eres creador y perfecto,
¿cómo vas a haber creado la nada?,
¿cómo vas a haber hecho perfectamente nada?
Anonádalo, así, Supremo Hacedor, y renuévalo,
devuélvele la vista, vuélvesela
para que, ayer vacuo y falto de fe,
crea al fin en lo invisible por lo visible,
y en lo visible por lo invisible,
en la naturaleza por la creación,
y en la creación por la naturaleza.
En la tierra como en el cielo.
Anonádalo, pero no lo aniquiles.
Sálvalo del nihilismo, no obstante
su Himalaya de culpas, su abismo de sombras.
No lo aniquiles, compadécete de ese neófito.
No lo aniquiles, a pesar de merecer plenamente
la nada en que creyó y en la que quieres no aniquilarlo.





ABJURACIÓN


No sé, Señor, si mi obra, engendrada en el orgullo, escrita a ciegas,
ha sido motivo de confusión y piedra de escándalo.
No sé si ha sido interpretada rectamente, o abominada con justo motivo.
Ni yo mismo sabía lo que me escribía.
Tal vez creí que iba por el buen camino cuando sólo daba traspiés y trazaba surcos torcidos,
renglones ripiosos, chapuzas temerarias de mal obrero
que en lo alto del andamio, ebrio y vacilante, al borde del abismo,
se mofaba de la profundidad, despreciaba el vértigo.
Si fue así,
si escribí sólo por amor propio, por engreimiento, por mera vanidad mundana,
para perecedera satisfacción de la carne, tentado por el demonio,
si fue así, Dios mío,
sé mi censor a fortiori, tú que todo lo puedes;
borra todas mis palabras, todas mis letras,
del alfa al omega, de la fecha a a la cruz.
Bórralas, perdónamelas, vuélvelas papel en blanco,
dalas por no escritas por mí ni leídas por nadie.
Anonada mi presunción,
ilumina a los que por mi causa quedaron acaso confusos o escandalizados.
Acepta esta abjuración, haz que crean en esta pública confesión mía,
en la que, lleno de pesar, me retracto de todos mis desvios y errores.
Si, por mi culpa, me creyeron ateo y blasfemo,
que ahora me crean también vocado, no a la poesía, a la obra mal hecha,
sino llamado por ti, Supremo Hacedor, poeta por antonomasia,
único creador verdadero.
Tú, Señor, sabes que en el fondo de todas mis paradojas, heterodoxias y negaciones,
estabas siempre presente, aunque acaso distante;
justamente ofendido, pesaroso y llamándome de continuo a tu gracia,
crucificado por cada palabra temeraria mía,
anhelante de verme al fin rectificar y dar buenos frutos.
Pues, aunque mi intención fuese buena,
la intención es estéril si no va acompañada de buenas obras.Tú sabes
que cuando escribía nada, quería escribir creación,
cuando te pedía que no me amenazases con otra vida,
estaba sediento de ti, de más vida (eterna).
Que cuando -insensato de mí, temerario más allá de la raya, pobre criatura
te exigía oscuridad, te estaba pidiendo luz;
cuando osaba llevarte la contraria,
volver del revés las Bienaventuranzas o el Padre Nuestro,
con ignorantes y baldías contradicciones, presumiendo de ingenio, como jugador de ventaja.
Era un desdichado, un miserable, un nuevo hijo pródigo,
un necio.
Pequé contra ti y tal vez conturbé a mis semejantes, a mis hermanos.
Padre, Señor, ahora que, lento a la ira y rico en clemencia,
me has recibido de nuevo en tu casa, me has perdonado y te has regocijado, era evidente,
quitándome la venda de los ojos, y el orgullo del corazón;
ahora que me has recordado lo que no debí olvidar nunca,
que tú eres el camino, la verdad y la vida,
recuérdamelo otra vez, cada día, incesantemente,
pues la carne es flaca, la memoria olvidadiza.
Déjame ir en adelante siempre por tu camino, sin entretenerme ni desviarme.
Déjame vivir en tu verdad y no apartarme mendazmente de ella.
Dame lo que quieras, enmiéndame y mándame,
como tú solo sabes hacerlo, sin palo ni piedra,
con mandatos que son súplicas,
con castigos que resultan a la postre inefables consuelos,
en este valle de lágrimas
pues si lloro de veras, seré consolado.
Dame lo que quieras en esta vida
(no sé si vida mortal o muerte vital, es lo mismo),
y otórgame al fin la otra, dánosla a todos,
justos y pecadores, píos e impíos.
Danos la vida que no acaba
sino en ti,
en la abierta, en la misericordiosa eternidad de tus brazos.




ADIÓS A LA NADA
Los hombres no son islas,
ni penínsulas.
Pero tú lo fuiste a lo largo de años, durante los cuales
estuviste rodeado,
o casi rodeado,
de muerte y nada por todas partes,
o por todas partes excepto una.
En tal circunstancia,
si por el mínimo istmo que te enlazaba a la vida,
a la comunión con tus semejantes,
amaste un árbol, o a una mujer,
no los amaste de veras, pues sólo los amaste por sí mismos,
y en ti mismo,
ensimismado, entimismado,
encerrado en una plaza de muerte, nada, sueño, impotencia...
Pero al fin, al fin,
has sido rodeado por todas partes,
han derribado tus fronteras.
Y rodeado por todas partes de amor -todopoderoso milagro-,
ya no eres isla ni península, te han sacado del aislamiento.
Ahora comulgas seguro con tus semejantes,
amas seguro los árboles,
y a la mujer, al hombre, a todas las criaturas,
porque las amas en el amor que vence todas las cosas,
todos los seres.
Ya no temes el muro final, piensas -tranquilo y consolado- en las postrimerías.
Ya sabes de dónde vienes y adonde vas.
Vienes de ti y vas a ti.
No de la nada y a la nada.
Ya no te lamentas de las circunstancias.
Pues el amor es tu única circunstancia,
lo único, el único que te circunda y abraza,
quien te circunscribe y sella con cruz indeleble,
quien te lava en espíritu y te resucita,
quien te ha esperado con inagotable paciencia,
quien te ha perdonado plenamente tu desesperanza.



TESTAMENTO 

Yo, Vicente Gaos, natural de la nada, de mil siglos de edad,
de estado civil solitario, inestable,
domiciliado, refugiado en un rincón del cosmos, de profesión náufrago en la sombra,
sin documento nacional de identidad, sin títulos, condecoraciones ni diplomas de clase alguna,
sin señal particular visible en el pecho ni en ninguna otra parte del cuerpo,
sin más cicatriz que una necrosis de miocardio,
una vieja herida que me produje yo mismo,
quiero decir, que me causaron siglos de sufrimiento,
de amor oculto, de ternura encubierta por un falso orgullo,
el de no sentir envidia de nada y de nadie,
el de haber creído que siempre había tiempo de sobra,
el de alegrarme seriamente del bien ajeno,
el de no autocompadecerme jamás,
el de llorar hacia dentro por el daño hecho al prójimo,
el orgullo o la confusión de haberme figurado que era yo la víctima, siendo el verdugo,
ya que todos los hombres somos simultáneamente lo uno y lo otro,
y no es fácil en este punto el discernimiento...
Yo, Vicente Gaos (¿Vicente Gaos?), ahora,
cuando empiezo a sentir ya en la boca el amargo gusto de la ceniza
postrera, cuando recuerdo en medio de la tormenta final las postrimerías,
porque he pecado, he pecado,
y a pesar de ello ninguna de las cuatro me devuelve a la inocencia pueril, al amparo filial, a la remota fe cándida de no sé qué antaño,
de no sé qué antesiglo...
Yo, natural de la nada,
habitante de la nada,
destinado a la nada, anónimo,
me acerco ya al encuentro del supremo Notario,
del Decano universal -nihil prius fide-,
y le hago entrega de este testamento ológrafo
donde dispongo
-si acaso no es cierto que quien dispone es Él y el hombre sólo propone-,
dispongo, suplico,
que cuando mi añoso corazón, mi lastimado corazón haya dado ya su último latido,
incineren piadosamente esta carne que gozó y sufrió,
estos huesos que se estremecieron ya de júbilo, ya de horror,
que me despojen de todo, de nada, pues siempre fui un despojado
(es la verdad, no me autocompadezco),
y que arrojen mis cenizas al viento, al agua, al espacio estelar,
al vacío cósmico de donde vine, al cósmico vacío al que he de volver, espero volver
sin retorno,
pues nadie regresa de la última orilla.
Y cerca ya del máximo consuelo, de la extrema esperanza,
confío en que Nadie me amenace más con otra existencia.
Y este es el testamento ilusorio que otorgo en plena posesión de mis facultades mentales,
posesión de quien sólo posee dolor, ignorancia, muerte,
y un corazón cuyo único deseo es el de cesar ya en su trémulo palpito, en su amoroso latido,
aunque (porque) la vida sea al fin y al cabo, y al principio, hermosa, lo es,
y prosiga renovada, siempre igual, afortunadamente monótona,
como en el paraíso primero,
como en el edén funeral que nunca termina, que jamás terminará,
jamás.


¡HISTORIAS!

No hubo, ni hay, ni habrá paraíso
en la tierra ni en el cielo. Eso
son historias, cuentos de niños
para calmar la insaciable sed
que a todos nos posee, el instinto
de felicidad (que justamente
nos impide ser felices). Lo mismo
da que pensemos que cualquier tiempo
pasado fue mejor, que el destino
final será el triunfo pleno
de nuestro esfuerzo, de nuestro albedrío,
que sigamos creyendo aún
en el progreso, que vivimos
para edificar un futuro
mejor sobre la tierra; que si sufrimos
aquí, en la otra vida no habrá ya
sufrimiento: será abolido
y vuelto gozo, porque en la tierra
fuimos buenos, y que los impíos,
los incrédulos, los que obraron mal
recibirán al fin su castigo.
No hubo, ni hay, ni habrá otra vida
distinta de ésta. Desde el mítico
edén hasta ahora, siempre
ha sido idéntica; hemos sido
iguales los hombres: la historia,
profana o sagrada, es un mito.
Hay quien cree que en la Edad Media
Europa era un mundo unido
-una lengua, una fe, una cultura...-,
un edificio construido
sólidamente por la fe
común, un cosmos colectivo
de hombres anónimos -cantares
de gesta, catedrales, concilios
unánimes, valores vigentes
para todos: ni el menor resquicio
en esa era de creencias,
de ideales, en ese período
del que muchos sienten nostalgia...
i Es difícil salir de los mitos!
Hay quien cree que el Renacimiento
dio al hombre libertad, lo hizo
sentirse más importante,
más razonable, más feliz, más íntimo;
lo acercó a la Naturaleza,
le abrió más anchos caminos
sobre la tierra, el mar, el cielo...
¡Es difícil salir de los mitos!
Hay quien cree que a partir de entonces
empezó la crisis, que vino una larga etapa de duda,
de falta de fe: indicios,
grietas que ya presagiaban
la ruina del edificio
medieval, de la maravilla
aquella (que no había existido);
que el hombre perdió poco a poco
la confianza, el pesimismo
fue creciendo en los corazones,
ya nada fue como al principio,
se alejó de Dios
(y Dios del hombre), como los navíos
se alejaban en busca de tierras
nuevas, del maná divino,
igual que -cruzando el Mar Rojo
salieron un día de Egipto
hacia la patria prometida
los israelitas, el pueblo elegido
por Dios para que de él naciera
el Mesías. Y el Mesías vino.
¿Y qué pasó? ¿Qué sigue pasando?
¡Es difícil salir de los mitos!
Es difícil no sentir nostalgia
o deseo. Pero da lo mismo
una edad que otra, un pueblo
que otro, la fe o el escepticismo,
el ayer que el hoy o el mañana,
el pesimismo o el optimismo,
la Edad Media o el Renacimiento,
la Ilustración o el Romanticismo,
la Edad Antigua o la actual,
el antípoda que el vecino,
el oriente o el occidente.
Todo, todo da lo mismo.
Todos los hombres desde Adán
y Eva, todos sus hijos
hemos sido, somos, seremos
idénticos siglo tras siglo,
año tras año, día tras día...
No hubo, ni hay, ni habrá paraíso
en la tierra ni en el cielo. Eso
son historias, cuentos de niños.
No hubo, ni hay, ni habrá otra vida
distinta de ésta que vivimos.
Lo demás es soñar, soñar...
¡Es difícil salir de los mitos!




DESOLACIÓN 

¿Cómo puede surgir de la minúscula garganta del ruiseñor esa melodía nocturna?
¿Por qué a la luz primaveral del alba enloquecen en júbilo de vuelo y trinos los gorriones?
¿Qué milagro, qué indicio enigmático se trasluce en el verdor anual con que renacen los yertos árboles de diciembre?
¿Y yo...?
Ya no me levanta el ánimo el surtidor universal que parece alzarse hasta el cielo.
Por el contrario, permanezco callado, resignado, sombrío, abatido,
ajeno a todas las señales portentosas que me rodean,
perdido ya del todo el gusto por la vida, hastiado, sin
que logre deleitarme el olor de las flores, su abigarrado color, sin que el tacto
resbale feliz por la superficies antaño amadas de los objetos
familiares, íntimos, inspiradores de confianza,
que me acompañaron como un perro fiel a lo largo de mi existencia.
El mar, de azul se ha vuelto ceniciento.
Ya no me alegra la caricia húmeda de la lluvia, ya no escucho su arpegio musical ni me extasío ante el arco-iris.
Ya no me hace gozar el sol -bajo el cual nada hay nuevo en la tierra-,
aquel sol -divino tesoro- del verano ardiente y monótono [que solía empaparme en sudor, en dicha,
en renovado deseo de inmortalidad, en accesos extáticos en que creía pasajeramente lograrla:
Vida hermosa, inmortalidad en compendio, evasión casi real de toda muerte posible.
Queremos ser felices.
Ansiamos lograr la felicidad -eso a la vez tan grave y tan frívolo-,
pero nos quedamos sólo con el logro del ansia.
Deseamos revivir el pasado, volver a la fuente,
y, al mismo tiempo, con inevitable e imposible vocación de flecha,
dar en la diana del futuro, triunfar, alcanzar metas inasequibles,
en tanto el presente se nos esfuma entre dos momentos quiméricos
(aunque no es menos ilusorio el mismo presente).
Dejadme así ahora desasistido, enajenado, solo,
tendido, entornados los párpados, sí, dejadme,
pájaros melodiosos, verdes árboles, flores encendidas,
mar azul de mi niñez remota, arco-iris, amor, sol gozoso, ilusiones ajadas,
sueños de eternidad incumplida, felicidad solamente apresada en anhelo.
Dejadme al menos ahora con un resquicio mínimo de esperanza
lo último que se pierde, pero se pierde.
Dejadme así abatido, perdido, ojalá efímeramente.
¿Cómo puede surgir de la minúscula garganta del ruiseñor esa dulce melodía nocturna?
¿Por qué a la luz primaveral del alba enloquecen en júbilo de vuelo y trinos los gorriones?
Quiera el destino que como antaño
todavía pueda unirme de nuevo a la vida el trino de un pájaro.

domingo, 18 de enero de 2015

Luna Negra (Lilith) en las casas. Claude Weiss.

LILITH. LUNA NEGRA A TRAVES DE LAS CASAS ASTROLOGICAS
Claude Weiss
Traducido al Inglés por Helene Schnitzer
Traducido al Castellano por Regina Lidid
(The Mountain Astrologer N° 86, Ago-Set 1999, http://www.MountainAstrologer.com)

The Mountain Astrologer les presentó a Lilith astrológica en el trabajo “Lilith la Diosa de la Oscuridad”, publicado en la edición de abril/mayo 1999. El atrayente artículo de Kelley Hunter refleja la comprensión intuitiva de la autora acerca de este arquetipo femenino a través del mito y de sus propias experiencias personales. La autora también describió tres formas posibles de Lilith: un asteroide con ese nombre; una segunda Luna teórica que orbita la Tierra; y Lilith Luna Negra, un punto geométrico similar a los nodos lunares, que marcan el segundo foco de la órbita elíptica de la Luna alrededor de la Tierra. Es ésta tercera forma de Lilith, la Luna Negra, la que ha sido utilizada en los horóscopos europeos desde 1980 y acerca de la cual escribe Claude Weiss.
Para entender mejor el símbolo arquetípico de Lilith, es importante familiarizarse con algo de la mitología que rodea a esta energía femenina misteriosa y frecuentemente reprimida. En la mayoría de las antiguas culturas, el principio femenino o la Gran Madre era reverenciada junto con su pareja, y su unión representaba los ciclos siempre renovados de nacimiento, muerte y renacimiento. No fue sino hasta la migración cultural de las deidades femeninas a los dioses masculinos patriarcales y los héroes, y de la conciencia cíclica al pensamiento lineal, que el arquetipo de Lilith fue demonizada. El principio de la Gran Madre no fue integrado a las nuevas religiones de Occidente, sino que fue negado y reprimido. La fe judía preservó la figura de Lilith pero la hizo un demonio. En una versión del Antiguo Testamento, ella fue la primera esposa de Adán, creada, a diferencia de él, a partir de sustancias impuras. Ella reclamó la igualdad con él y se negó a ser sumisa, por tanto, él la rechazó, y ella escapó al mar, donde copuló con espíritus malignos, produciendo hijos demoníacos con el semen que robaba de los hombres a los cuales sumía en sueños húmedos. Esta visión de Lilith es incorporada a la interpretación de la Luna Negra, la cual, como se describe en las muchas cartas estudiadas, recompensa a aquellos que honran lo femenino con dones artísticos y atraen, y castigan a aquellos que deshonran o reprimen el misterio femenino.
Es también importante mencionar aquí que Lilith Luna Negra, siendo un punto astrológico como los nodos lunares, tiene dos posiciones posibles, la Verdadera y la Media. Los astrólogos europeos usan la posición media como la más trabajable, y todas las posiciones de la Luna Negra en las Partes de este artículo son Medias.
Para los lectores que no sepan la casa donde se encuentra su Lilith natal, estamos incluyendo las efemérides en nuestro website: www.mountainastrologer.com/hunter.html  

Es fácil acceder a él. 

Por un tiempo prolongado, los astrólogos franceses han venido incorporando a Lilith Luna Negra en sus horóscopos, pero hasta la aparición del libro de Joëlle de Gravelaine, Lilith Luna Negra,(1) era completamente desconocida en los países germano hablantes (así como en otros). No siendo un planeta, sino un punto sensible, similar al eje de los nodos, el eje Ascendente-Descendente, u otros puntos que puedan ser derivados matemáticamente. Por definición, Lilith es el segundo punto focal sobre la órbita elíptica de la Luna alrededor de la Tierra. El primer punto focal sobre esa órbita es la posición de la misma Tierra. El ciclo de Lilith es de 3,232 días (aproximadamente, ocho años, diez meses y unos pocos días). El movimiento diario cubre de seis a siete minutos de arco, lo cual equivale a, aproximadamente, 40 grados por año. El ritmo de la conjunción y la oposición de Lilith es de unos cuatro años y medio, y sus posiciones se repiten cada nueve años. Existe una relación inequívoca de Lilith con el eje nodal y su ciclo de 18.5 años.

Lilith sobre el Eje de las Casas I-VII 

 
A la luz del papel de Lilith como embajadora de un mundo muy estrechamente relacionado con los signos fijos,(2) su posición sobre el eje de relación I-VII significa que los actos y situaciones de sacrificio juegan un papel importante. Las personas con estas aspectaciones son extrañamente fascinantes, exudan un poder sutil que se manifiesta mediante la mirada antes que a través de la palabra. Uno puede ser el seductor así como el seducido, el culpable así como la víctima. En cualquier caso, existe una gran posibilidad, con estas posiciones más que con otras, que mucho se apueste por una relación, generalmente en el sentido físico (debido a que Lilith está interesada en el cuerpo). Así, la transgresión de ciertos tabúes puede resultar en graves pérdidas en el reino material o en la posición social, incluso llegando a la consecuencia, involuntaria, aun cuando sea autoinducida, de sacrificar la propia vida.

Lilith en la Casa I
 

Existen ejemplos extremos de Lilith en una posición sobre la Casa I. El horóscopo del director de cine italiano Pier Paolo Pasolini muestra a Lilith en Piscis en el Ascendente, en cuadratura con Marte. Después de rodar su película, Saló, o los 120 Días de Sodoma, basada en la República de Saló de Musolini y también en el Marqués de Sade, él fue golpeado hasta morir y mutilado por un homosexual de 17 años de edad el 01 de noviembre de 1975. Esto ocurrió al final del tránsito de Lilith a través de Piscis. Así, el tema que él había retratado en este film terminó atrapándolo. Por favor, nótese el simbolismo de Lilith en este caso: la película muestra a chicos jóvenes siendo abusados analmente por hombres mayores y forzados a ingerir excrementos. El asesino de Pasolini primero lo golpeó hasta matarlo y luego lo mutiló al conducir un auto sobre su cuerpo. Durante el rodaje del film, Lilith pasó sobre la posición natal de Lilith que Pasolini tenía en Piscis, y había llegado al final de dicho signo al momento del asesinato.
Otro ejemplo es Sharon Tate, la esposa de Roman Polanski, quien fue brutalmente asesinada por miembros de la secta de Charles Manson bajo su guía el 08 de agosto de 1969, cerca del final de su embarazo. Su carta natal muestra a Lilith en Cáncer a cuatro grados y medio del Ascendente, y la conjunción con Júpiter retrógrado que reduce la distancia hasta el Ascendente. El aspecto más cercano a esta conjunción es una semicuadratura con Urano. La carta natal de Manson muestra a la Luna en conjunción con el Nodo Superior, el cual, a su vez, hace conjunción al Sol de Sharon Tate. El Plutón y Lilith natales de él forman conjunción con su Nodo Inferior; en tanto que el Plutón natal de Sharon Tate hacía conjunción con el Nodo Inferior y el punto medio Plutón/Lilith de él, activando así los temas Plutón-Lilith de Manson conectados con el Nodo Inferior. Sharon Tate había actuado en la película de horror de su marido, The Fearless Vampire Killers, tres años atrás, pero la más fuerte conexión con el asesinato podría hallarse en la película que Roman Polanski (26) acaba de terminar, El Bebé de Rosemary, donde mostraba un culto satánico que abusaba de una mujer encinta (Mia Farrow). ¿No nos recuerda el pacto con el diablo y esta inseminación de una mujer de la historia en la cual Lilith se acopla con Samael y luego produce demonios del semen eyaculado en la noche por los hombres solteros? Como quiera que sea, reconocemos la rúbrica de Lilith en el asesinato ritual de Sharon Tate. En ese momento, Lilith en tránsito había llegado al punto exacto de la Lilith natal de Tate.
Es con un propósito consciente que estoy encabezando esta lista de las posiciones de Lilith con dos de los ejemplos más dramáticos que podrían hallarse en una galería de horrores, porque, en este punto, yo quisiera preguntarles a mis lectores si ellos se encuentran pensando, “Ocurrió por culpa de esas mismas personas. Si ellos mismos montaron y describieron tales atrocidades, no deben sorprenderse cuando los espíritus que ellos invocaban terminaron por darles caza.” Esa fue la reacción ampliamente sentida por el público hacia ambas muertes. Los círculos conservadores y puritanos, en particular, le echaron la responsabilidad a Pasolini por haber sido asesinado; en el caso de Sharon Tate, Roman Polanski se queja amargamente en su autobiografía acerca del papel de los medios que alegaron que se estaban realizando orgías en su casa al momento del asesinato y que él, su mujer, y sus amigos prácticamente causaron dicho acontecimiento.(3)
En este punto, quisiera hacer una advertencia. Aquellos que no están listos y dispuestos a mirar más allá de los sistemas morales de su propio tiempo y considerar las cosas con una actitud bastante libre de prejuicios nunca podrán entender a Lilith plenamente, en lugar de ello, se adherirán a las expresiones negativas, como lo hicieron los rabinos con la Lilith mitológica. Estaban atemorizados de ella, inventando amuletos protectores para repelerla. Tenemos que aceptar el hecho de que la Gran Madre no actúa acorde con nuestros códigos morales y nuestro sistema de causalidad. Ella se mantiene aparte de la causalidad por definición, y, por tanto, Lilith, en contraste con Saturno, no funciona sobre una base causal, sino, más bien, análoga. Ella se renueva a partir de la profundidad del inconsciente, del reino semejante a la Luna, donde las cosas están conectadas por imágenes y analogías, donde la lógica humana no tiene reclamos que hacer. Luego de esta aclaración, ahora podemos avanzar hacia las expresiones más armoniosas de Lilith en la Casa I.
He mencionado la fascinación y el encanto que la posición de Casa I puede emitir, de modo que una mujer puede convertirse en la personificación del ánima. Esta descripción le va bien a Marilyn Monroe, quien tuvo su Lilith natal en Leo en la Casa I, en conjunción con Neptuno y haciendo oposición a la conjunción Luna-Júpiter en Casa VII. El inacabable interés por esta mujer, que murió más de 30 años atrás, ilustra el fuerte impacto que ella tenía sobre los otros seres humanos. Naturalmente, su caso saca a la luz la cuestión de si su muerte –la cual, después de todo, aún no ha sido resuelta hasta nuestros días– no habría estado estrechamente relacionada con su tendencia a perderse a sí misma en otros. Todavía no queda claro si ella se sacrificó a sí misma o fue sacrificada por otros. Más aún, su fuerte impacto no sólo es explicado por esta posición de la Casa I; existe también un trígono exacto entre Lilith y Venus en casa IX. Marilyn Monroe es un buen ejemplo de una expresión femenina con Lilith en Casa I que está estrechamente relacionada con los planetas femeninos, todos los cuales le permitieron a ella personificar el ánima. Y nuestro tema de si ella fue culpable o víctima requiere una respuesta con más matices. Como seductora, ella estaba actuando como culpable, pero sus fuertes contactos de Neptuno sugieren que ella se perdía repetitivamente a sí misma en sus hombres.
Una comparación con los hombres que tienen a Lilith en Casa I resulta bastante interesante. Naturalmente, ellos también pueden perderse a sí mismos en una mujer, pero este aspecto generalmente no aparece en primer plano si el primer umbral del dominio materno ha sido (27) superado. Si un hombre se queda estancado allí, puede quedarse posiblemente desempeñando el papel del “amorcito de mamá” para siempre. Pero es más común para dicho tipo de hombre que se convierta en un hombre de pronunciadas sensibilidades artísticas; de acuerdo con Gravelaine, los poetas, artistas, trovadores, pensadores, filósofos y místicos (hombres con una fuerte influencia de Lilith) son la antítesis del “hombre de acción” o el soldado.
Un buen ejemplo de una contraparte masculina directa a Marilyn Monroe es Woody Allen. Al igual que en el horóscopo natal de la Monroe, la Luna Negra está en la Casa I, en amplia conjunción con Neptuno, pero ocurre en Virgo y no en Leo. Lilith también forma sextil con Plutón, semisextil con Venus y está en trígono con Marte. Woody Allen ha tenido la oportunidad de expresar sus ricas fantasías de la Luna Negra en sus películas. De acuerdo con la influencia de Virgo, y probablemente también debido al ausente elemento de agua, él lo hizo de manera muy sobria e intelectual, con frecuencia tratando con los temas de las relaciones humanas de manera abstracta. Su pareja de larga data Mia Farrow, quien también actuó en muchas de sus películas, sin duda fungió de musa, puesto que un hombre con la Luna Negra en la Casa I necesita a la mujer como agente para acceder al ánima. Esto funcionó hasta que la Luna Negra transitó por Acuario y su Casa VI. Cuando la Luna Negra pasó sobre su Descendente y Saturno (otoño boreal de 1992), Allen, bajo la influencia simultánea de otros tránsitos, se encontró en una crisis de relación que lo inundaba todo. El tema de su última película, Maridos y Mujeres, devino amargamente grave. Su amor por la hija adoptiva de su pareja Mia Farrow, de 20 años de edad, desarraigó totalmente su posición social. La cuestión pendiente es si Lilith, que aspectaba la tensa cuadratura en T Venus-Marte-Plutón, demandaba un tributo sin ninguna consideración por los sacrificios involucrados.

Lilith en la Casa VII

 
Muchos de los temas mencionados en conexión con la Casa I también juegan un papel importante cuando Lilith está en la Casa VII. Con esta posición cardinal, el impacto de una persona sobre otras o sobre el público en general es igualmente grande. Generalmente se lucha por las relaciones y, una vez que devienen manifiestas, he aquí el punto donde empieza el problema. “¿Eso es todo lo que hay con respecto a esto?” es una pregunta repetida antes de partir nuevamente en busca de la próxima meta. Lilith teme ser pisoteada, teme tener que permanecer callada al igual que en el mito, lo cual significa ser inferior. Cuando existe demasiada cercanía, Lilith se retira, buscando distancia, añorando las rugientes aguas en las cuales los ángeles la encontraron luego de que ella abandonó a Adán. Pero, en el análisis final, la causa subyacente detrás de este patrón alternativo de conducta de añoranza, deseo y rechazo está la búsqueda del ánima o el ánimus. En el caso de un hombre, esto sugiere que él está buscando su alma, trayendo a la mente la expresión castellana que significa “querida mía”, mi alma, la cual se traduce literalmente como mi
alma‟. En tanto que una mujer, en su búsqueda del ánimus, está buscando un iniciador para introducir un nuevo capítulo en su vida, sólo para entonces tomar las cosas en sus manos. Después de todo, ella no está obligada a seguir la dinámica de él, sino que está comprometida con la suya propia. De modo que el iniciador será sacudido fuera si comete el error de querer descansar en sus laureles.
Nuevamente, el sacrificio es un tema importante, así se trate de que una persona tenga que guardar luto por otra, o que relacionarse con la otra sea un sacrificio, o que, de alguna manera, uno se sacrifique a sí mismo o a otro. Al final, la relación debería ayudarlo a uno a alcanzar las alturas aéreas del espíritu (la mujer) o las profundidades del alma (el hombre). A fin de cumplir con estas demandas, el compañero masculino tiene que permanecer con la mente ágil, en tanto que la compañera femenina tiene que ser como el agua que refleja, en la cual el hombre pueda reconocer siempre nuevas facetas de su alma. [Lilith en esa Casa] no es un buen presagio para relaciones (28) tranquilas, estáticas. Si, por otra parte, uno considera a la relación como el proceso para desarrollar la conciencia, esta posición será muy apreciada.
En el horóscopo natal del actor Marlon Brando, encontramos a Lilith en Géminis, a dos grados del Descendente, en conjunción con Venus y en cuadratura al eje de los nodos. Incluso en sus años precoces, él tenía un fuerte impacto característico sobre sus contemporáneos. Primero exploró un sendero marciano, distinguiéndose a sí mismo como un jugador de fútbol y estudiando en una academia militar (Sol y Luna en Aries). Bajo la influencia de su hermana, él empezó a tomar lecciones de actuación y muy pronto se distinguió en esta área también. Sus relaciones fueron tormentosas; su primer matrimonio terminó en divorcio tras sólo 18 meses. La fuerte influencia de las mujeres y la familia sobre la vida de Brando es psicológicamente interesante. Incluso luego de someterse al psicoanálisis, nunca se las arregló para sacudirse de la influencia de una madre sumamente dominante. Su hermana le ayudó a descubrir su profesión, pero los asuntos familiares lo atraparon y le oscurecieron la vida en sus años posteriores, cuando su hijo asesinó al compañero de su hija en la propia casa de Brando. La rúbrica de Venus y Lilith en cuadratura con el eje nodal también se refleja en sus problemas de sobrepeso, de modo que el exceso de la conjunción Lilith-Venus sobre el Descendente también halló su expresión en el reino físico.

Lilith sobre el Eje de las Casas II y VIII
 

Como todos sabemos, este eje es acerca del valor propio y los valores de otras personas. Otra descripción podrían ser los logros propios y el crédito o reconocimiento que uno recibe de otros. Sobre este eje, Lilith se ve frecuentemente acompañada por la negación y la reversión. La parte física, el dinero, el poder, y la muerte con frecuencia juegan un importante rol en esta [polaridad de casas].

Lilith en la Casa II
 

Con referencia a Lilith en Casa II, Joëlle de Gravelaine menciona una relación ambigua con el dinero: “Uno experimenta simultáneamente un deseo y un rechazo por las posesiones materiales. Uno siente una necesidad de libertad, que el dinero puede garantizar, pero uno se rehusa a convertirse en un esclavo dependiente de los elementos necesarios para ganar ese dinero.”4 “Con esta posición horoscópica, puede ser importante renunciar a las ganancias materiales no logradas a través del esfuerzo propio, tales como una herencia o regalos de los padres. Lo que es importante aquí es una manera adecuada de lidiar con la promesa de la Casa VIII de medios financieros compartidos o reconocimientos por parte de la sociedad o el público.
Encontramos estos temas en el horóscopo de Jacqueline Kennedy Onassis. Su fascinación con “los valores de la pareja”, que corresponde con la opuesta Casa VIII podría ser muy bien explicada por Venus en Casa VIII en quincuncio con el Nodo Inferior en Escorpio. Pero Lilith en cuadratura con Urano añade una muy útil pieza adicional de información. El hecho de que sus relaciones –las cuales, bajo la influencia de esta posición de Lilith, fueron buscadas de manera bastante compulsiva– no funcionaran como se planearon, se debía mayormente a la misma posición. Joëlle de Gravelaine escribe: “Uno puede caer en una verdadera neurosis de fracaso tan pronto como este éxito financiero empiece a mostrarse. Gracias a la Luna Negra en la Casa II, un también comprende cómo el dinero es más que sólo dinero; uno empieza a ver su relación con el poder, el perdón, el sacrificio y la manipulación psicológica.”(5) La muerte de John F. Kennedy activó la posición de Lilith en la carta natal de Jacqueline Kennedy: los nodos en tránsito a 13° de Cáncer-Capricornio (29) estaban en conjunción con su eje Plutón-Lilith, en tanto que Lilith en tránsito, a 24° de Escorpio, acababa de pasar por su Ascendente y su Nodo Inferior, formando un semisextil con el Saturno natal y una semicuadratura con la Lilith natal. Júpiter estaba a 10° de Aries, en conjunción con el Urano natal y en cuadratura con la Lilith natal, lo cual hacer surgir la pregunta de si este evento debería haberla liberado de un papel que ya había sobrepasado largamente.

Lilith en la Casa VIII 

 
Esta posición muy frecuentemente indica experiencias de gran sacrificio, en las cuales las personas cercanas al nativo mueren, cometen suicidio, o se retiran de algún modo, o la persona es forzada a renunciar a una herencia o posición que le corresponden por derecho. Existe generalmente una gran fascinación con todo aquello conectado con la muerte y las experiencias que ensanchan los límites. Esto también puede aplicarse a la sexualidad, la cual se vive ambivalentemente y, por tanto, con frecuencia, tiene que ser sublimada en una manera aceptable o artística. Algunas veces esta posición produce un gran impacto sobre el ambiente social, que lleva a la obtención de poder si los asuntos de la Casa VIII son manejados apropiadamente. [N.T.: un ejemplo palpable de Lilith, como factor de orfandad, Alta Iniciación, renuncias materiales y vida de retiro de la sociedad para dedicarse a trabajar por la elevación del nivel de consciencia de la humanidad, hallamos en Lilith Luna Negra en los Gemelos en casa VIII sextil a Marte en el León en casa IX y en cuadrartura a Júpiter en los Peces en casa IV de Serge Raynaud de la Ferrière -considerado por seguidores de América y de Euroasia y Australia como la Décima Encarnación de Vishnú-, nacido el 18 de enero de 1916 a las 02:45 hrs GMT, en París, Francia; fallecido el 27 de diciembre de 1962 por la tarde -dato de hora por ser comprobado- en Niza, Francia].
Un ejemplo conocido de esta posición es la actriz Catherine Deneuve, cuya carta natal presenta una conjunción de Luna Negra, Luna, Nodo Superior y Plutón en la cúspide de la Casa VIII. En 1967, cuando Lilith estaba transitando por su Casa III (la casa de los hermanos), ella sufrió una gran pérdida: Su hermana Francoise Dorléac, también actriz, tuvo un accidente fatal que afligió profundamente a Catherine. Al mismo tiempo, ella celebraba un triunfo especial en el film de Luis Buñuel, Bella de Día, que se había hecho acreedor al premio León de Oro del Festival de Cine de Venecia. Esta película resume su constelación en Casa VIII de un modo casi simbólico, y es un buen ejemplo de una actriz liberándose a sí misma de las manifestaciones negativas de sus posiciones natales, representándolas frente a una cámara. En Bella de Día, la Deneuve personifica a una joven mujer casada con un doctor de carácter agradable y encantador. Un amigo de la familia, dotado con un carisma secreto y algo diabólico (Michel Piccoli), le cuenta de la existencia del burdel que él solía frecuentar. Ella se siente compulsivamente impelida a tomar ventaja de este conocimiento y empieza a vivir una doble vida, prostituyéndose a sí misma durante el día y haciéndose pasar por una amante esposa en la noche. El fin de esto llega cuando el amigo llega al establecimiento. Desde ese momento en adelante, los acontecimientos vuelan rápida y furiosamente. Un joven criminal que se ha enamorado de ella la sigue en secreto y le dispara al esposo, dejándolo paralítico e impedido de hablar. Al final, el amigo de la familia se presenta nuevamente y amenaza con revelar la verdad al marido.
Tal vez menos talentosa, pero probablemente conocida por un público aún más amplio como el símbolo sexual de su tiempo, Brigitte Bardot tiene a Lilith en la Casa VIII en conjunción con el Nodo Inferior. Lilith también hace conjunción al punto medio entre su Sol y su Luna, formando sextil con ambas luminarias. No hallamos la sutileza de la Deneuve en la Bardot, pero ambas mujeres comparten la capacidad para conmover a las masas, particularmente con su carisma erótico. Lo interesante es que Lilith no sólo se encuentra en la Casa VIII en ambas cartas, sino también en (30) Leo, el signo astrológico de la auto expresión. Tampoco ha habido ausencia de relaciones trágicas en la vida de Bardot, y el efecto de alteración de Lilith resulta ilustrado por un intento de suicidio en 1960, el cual fue considerado muy grave por sus doctores.
Otra Lilith en Casa VIII se encuentra en el horóscopo de Madonna, esta vez en Aries, en conjunción con el Nodo Inferior, opuesta a la conjunción de Júpiter, Neptuno y el Nodo Superior, y ésta conjunción, a su vez, en cuadratura con Venus. Es harto conocido el hecho de que Madonna, cuya vida como una modelo mal pagada de desnudos no ha sido un lecho de rosas, adquirió fama mediante una combinación de música, voz y un comportamiento provocativo. De manera característica para su Lilith en Casa VIII en conjunción con el Nodo Inferior, ella sintió el impulso de posar como Marilyn Monroe, el inolvidable símbolo sexual norteamericano. Un ejemplo actual sumamente interesante de una Lilith en Casa VIII lo hallamos en la carta de Hillary Clinton, donde Lilith a 0° de Acuario hace cuadratura al Sol a 3° de Escorpio. Esta cuadratura la convierte en un desafío para cualquier hombre, porque ella automáticamente cuestiona los modelos patriarcales.
Hemos visto que, además de producir sucesos acongojantes, Lilith en Casa VIII aparentemente ayuda a muchas mujeres a lograr poder y carisma. En los horóscopos masculinos, una Lilith en Casa VIII también puede indicar experiencias de falta de poder causadas por mujeres. Esta interpretación podría muy bien aplicarse al Príncipe Carlos, cuya Lilith en Casa VIII en Piscis forma un quincuncio a su conjunción Venus-Neptuno en el Fondo de Cielo. Los problemas que podrían hacer “cuestionable” su herencia surgieron luego del ingreso de Lilith en la Casa VIII y en Piscis en el otoño boreal de 1992; el retorno de Lilith a su posición natal tuvo lugar en febrero de 1993. Con la Lilith de la Princesa Diana sobre el Plutón de Carlos y en cuadratura al Sol de él, ella tuvo, durante su vida, el efecto de hacer estallar las estructuras de poder de la familia real, una situación que llegó a un punto culminante con su muerte.
Otro horóscopo que sigue siendo críptico a menos que Lilith entre en la interpretación, es el de Heinrich Himmler. A excepción de una cuadratura en T de Saturno, Neptuno y la Luna, encontramos básicamente aspectos armónicos, en particular un gran trígono de fuego que involucra a una conjunción Júpiter-Urano sobre el Mediocielo y la Luna y Marte. Probablemente, sería difícil explicar la crueldad de este hombre con estas configuraciones. Lo más seguro es que uno podría terminar mencionando una infancia difícil con bloqueos emocionales severos y una aspiración no satisfecha –información derivada de la cuadratura en T. Uno podría también indicar una tendencia hacia una pérdida de la realidad, indicada por la falta del elemento tierra. Pero sería absolutamente imposible rastrear el secreto fundamental de esta personalidad.
Lilith en la Casa VIII, en conjunción con el Sol y en tenso aspecto con la Luna, Saturno y Neptuno, nos da claves inequívocas en el caso de Himmler. Una cita del libro de Joëlle de Gravelaine ilustra bien esto: “Si uno entiende la Casa VIII en su contexto simbólico más amplio, por ejemplo, en conexión con la muerte como una experiencia metafísica esencial, entonces la Luna Negra en este sector inevitablemente nos enfrentará con las grandes preguntas, algunas veces con una obsesión con la muerte. Frecuentemente, usa su ambivalencia … expresando una cierta fascinación con la muerte, la propia y la de otros, y un deseo de muerte … Algunas veces, incluso es posible derivar una experiencia de iniciación personal a partir de la muerte de otra persona.”(6) Es un hecho conocido que Himmler se convirtió en el “Reichsfürer SS”, el líder de una organización que él construyó como un estado dentro del estado. Los campos de concentración que él y Heydrich construyeron a partir de 1933, y para los cuales asignó a los Escuadrones de la Muerte del Servicio Secreto como guardianes, fueron particularmente caros a su corazón. El devino el organizador de los crímenes (31) masivos cometidos hacia los judíos europeos y la población de Europa Oriental. En 1945, poco después del fin de la guerra, él se suicidó bajo el tránsito de Lilith a través de su Casa VIII

Lilith sobre el Eje de las Casas III-IX

 
Las posiciones de Lilith sobre este eje generalmente indican experiencias particularmente formativas de la niñez en conexión con los hermanos o con el medio ambiente en el cual se desarrolla el niño. También se refieren a las relaciones con los modelos mentales de comportamiento y las ideas fíjas que uno desarrolla sobre un mundo ideal. En cualquier caso, siempre habrá un enfrentamiento mental inevitable con asuntos desusados, así como con nuestros temores. Las experiencias o accidentes fuera de lo ordinario asociados con viajes o con países extranjeros pueden instigar una nueva orientación.

Lilith en Casa III 

 
Lilith en Casa III generalmente lleva a situaciones difíciles en la niñez dentro del contexto de la competencia entre los hermanos. Con frecuencia, se involucra la muerte de un hermano, cuyo lugar uno tiene que asumir. Joëlle de Gravelaine también menciona la concienciación bastante dolorosa del niño de que, en el caso de la muerte de un hermano, los padres aparecen como incapaces de proteger la vida de sus hijos, lo cual también implica que el niño se siente él mismo en peligro. Tales familias con frecuencia guardan secretos acerca del nacimiento (o nacimiento de un bebé muerto) de un hermano o hermana. Puede ser que el nacimiento de un individuo resultó ser del sexo equivocado –cuando los padres esperaban un niño, tuvieron una niña, o viceversa.
Otra manifestación común son los eventos dramáticos conectados con viajes o transportes, donde los accidentes tiene un papel importante. Si un individuo con esta posición se vuelve famoso, la imagen que describen los medios es generalmente ambigua. Los medios tienden a enfatizar los aspectos más oscuros de la vida y carrera de esta persona, en continuación de un tema ya problemáticamente aparente durante la niñez: la dificultad de tener contactos normales y armoniosos o de expresarse a sí mismo de manera apropiada. Si un individuo trabaja en el campo de las comunicaciones, esto puede llevarlo a un “bloqueo creativo” temporal o a una restricción auto infligida de los escritos, como si las cosas que uno quiere transmitir son imposibles de ser expresadas de manera suficiente mediante las palabras. Naturalmente, esto puede activar la urgencia de convertirse en un canal para lo oculto, lo secreto, lo difícil de expresar, llevando al desarrollo de las habilidades para la comunicación.
El horóscopo del Senador Edward Kennedy es un buen ejemplo de muchos de los factores arriba mencionados. Edward Kennedy fue el menor de los nueve hijos de Joseph y Rose Kennedy. Su hermano mayor murió en la guerra y una de sus hermanas tuvo un accidente fatal. Sus otros dos hermanos, John F. y Robert Kennedy, fueron asesinados, uno después del otro, en 1963 y en 1968. De modo que él se convirtió en el único vástago varón de la familia, además de sus cuatro hermanas vivas. El debería haber sido el próximo en la fila como candidato presidencial. Pero, entonces, típicamente, algo sucedió, siendo descrito por Joëlle de Gravelaine como sigue: “De esa manera, uno puede incluso explicar ciertas neurosis de fracaso que dan la impresión de que la persona en cuestión se niega a sí misma el éxito en lugar del de su hermano muerto, a pesar de los sentimientos de culpa inherentes en cualquier forma de dolor.”(7), (32) El Archivo Munzinger describe el incidente al cual se refiere Gravelaine en estas palabras: “La noche del 18 al 19 de julio de 1969 imprimió un grave giro en la carrera política de Kennedy. Luego de una fiesta en la isla de Chappaquiddick, Massachussets, su auto cayó desde un puente hacia el agua debajo de él. El pudo salvar su vida, pero su acompañante, la colaboradora de la elección Mary Jo Kopechne, se ahogó. Por no hacer un informe luego de haberse visto involucrado en un accidente obtuvo una sentencia de prisión condicional. El incidente, que nunca fue explicado a cabalidad, fue calificado de „irracional, inexplicable e imperdonable‟ por el mismo Kennedy. En este tiempo, surgió la pregunta de si Kennedy, quien, a causa de su talento político y su membresía en la dinastía de los Kennedy, había sido mencionado insistentemente en conexión con las elecciones presidenciales, estaría en capacidad de soportar la presión de un cargo presidencial y actuar con la racionalidad suficiente.”(8)
La posición de la Luna Negra en la Casa III, a 22° de Aries, en conjunción con Urano y en cuadratura con Plutón, revela un secreto nunca descubierto por el mismo Kennedy, el cual tiene que ser llamado un severo auto sabotaje. En el momento del incidente de Chappaquiddick, Lilith en tránsito hacía ángulo de cuadratura a su Venus y su Urano en Casa III y estaba en conjunción con el punto medio de Plutón y el Descendente a 14° de Cáncer. Existieron muchos rumores sobre la existencia de una aventura entre Kennedy y Mary Jo, incluso al punto de que la muerte de ella puede haber sido bastante ventajosa para él y que él ciertamente no estaba interesado en revelar ningún detalle del incidente. Naturalmente, existían otros tránsitos reveladores que tenían lugar en ese tiempo. El Nodo Superior estaba en conjunción con el de su posición natal, en tanto que Júpiter y Urano, estaban conjuntos al Nodo Inferior natal. Neptuno hacía cuadratura al Marte y Mercurio natales, en tanto que Marte en tránsito también formaba cuadratura con el stellium natal de Marte, Mercurio y el Sol, Saturno se encontraba cruzando sobre el Fondo de Cielo, y el Sol estaba opuesto al Saturno natal.
Este incidente fatal terminaría por destruir las perspectivas políticas futuras en lo concerniente a la presidencia de Edward Kennedy. Antes de las elecciones presidenciales de 1976, él era considerado un candidato prometedor, pero, bajo la influencia del caso Watergate, la prensa empezó a reinvestigar su controvertido testimonio en el caso Chappaquiddick, y, como resultado de ello, él retiró su candidatura. Lo propio ocurrió antes de las elecciones de 1980. En 1991, su nombre apareció en los titulares nuevamente, cuando uno de sus sobrinos fue juzgado por estupro luego de visitar un bar en compañía de Edward.
Edward Kennedy exhibe brillantes habilidades intelectuales – ha sido calificado de brillante polemista desde sus días en Harvard– y está fuertemente involucrado en los temas sociales (el poderoso componente neptuniano de su carta natal), pero, al mismo tiempo, tiene una tendencia a auto sabotearse en los momentos cruciales, lo cual destruye perspectivas importantes. Esta tendencia se mostró de manera bastante precoz, cuando presentó un examen de castellano realizado por un compañero de estudios y fue expulsado por ello. Tales temas pueden naturalmente ser explicados por el conflicto Mercurio-Neptuno en su horóscopo, pero el estudio de la posición de Lilith agrega información útil acerca de sus motivaciones más profundas.
Una situación similar de Lilith en Casa III puede hallarse en el actor Gérard Depardieu, quien fue considerado un prometedor candidato para el Premio de Academia de Ciencias Cinematográficas unos cuantos años atrás. Pero su pasado juvenil pesó en contra. Como un fugitivo a sus trece años de edad, él no se había relacionado exactamente con la
crème de la crème‟ y había entrado en conflicto con la policía repetidas veces. Esto, en sí, era bien conocido. Lo que inclinó la decisión contra su nominación fue el hecho de que, en su adolescencia, había sido víctima de una violación. (33) La traducción al inglés de una entrevista transformó esto en “el participó”, dando la impresión de que él se había involucrado activamente. Esto generó las encolerizadas protestas de las organizaciones femeninas a través de todo EE.UU., haciendo imposible su nominación. Nuevamente, reconocemos las dificultades que rodean el lenguaje y los medios tan típicos de Lilith en la Casa III: Especialmente en el área de la sexualidad y otros tabúes, se piensa que el individuo es capaz de lo peor.
Bill Clinton también tiene una Lilith natal en Casa III, en conjunción con su Nodo Inferior, en exacto trígono con Plutón, y en sextil exacto con Venus. Antes de su candidatura presidencial, una oscura cantante de un club nocturno contactó a los medios de comunicación y proclamó su larga relación íntima con el Sr. Clinton. Sin la intervención valiente y decidida de su esposa, quien permaneció a su lado enfrentando a los medios, esto podría haber tenido un efecto catastrófico sobre sus oportunidades durante las elecciones. Encontramos otras manifestaciones interesantes de Lilith en Casa III en la historia de Clinton: su padre falleció en un accidente automovilístico antes de su nacimiento, y su medio hermano entró en conflicto con la ley al comerciar con cocaína. Su crianza se debió en gran medida a sus abuelos, una situación que no es generalmente fácil para un niño. Para Clinton, estas dificultades resultaron ser el incentivo para obtener logros brillantes. Leía a los tres años y, a sus 27, ya era profesor de derecho de la Universidad de Arkansas, convirtiéndose en gobernador a la edad de 32 años.
También han existido tragedias que involucran una Lilith en Casa III: El Titanic zarpó en su viaje inicial con Lilith opuesta a Neptuno y en cuadratura con la Luna y el Nodo Inferior. Doce días después, chocó con un iceberg y se hundió en tres horas.
Tampoco fue placentero el destino de la danzarina nudista y espía maestra Mata Hari. Encontramos una muy interesante manifestación de Lilith en Casa III aquí, ya que su historia involucra ejemplos de seducción a través de movimientos eróticos graciosos (Lilith opuesta a Venus) y los viajes bajo órdenes secretas que involucraban el uso de medios de seducción. Su juego de espía múltiple (ella trabajó para diversos servicios secretos durante la I Guerra Mundial) resultó su perdición. El 15 de octubre de 1917, cuando Lilith en tránsito opuesta a su conjunción Luna-Saturno, ella fue ejecutada por los franceses luego de un juicio muy disputado.

 Lilith en Casa IX
 
En esta área, se cruzan los límites, sean estos de tipo geográfico, mental o espiritual. El proceso de aprendizaje al que me estoy refiriendo es faustiano en su naturaleza: los tabúes son eliminados y es probablemente una cuestión de discernimiento en cuanto se siguen las leyes morales generalmente aceptadas o si son barridas de la mesa también. Lilith en Casa IX ofrece la gran oportunidad de elevarnos por encima de la vida cotidiana de manera profunda y extrema y encontrar nuestro camino hacia los arquetipos de la existencia humana. Esto es naturalmente acompañado por dudas acerca de todo lo que es enseñado o transmitido, porque el individuo sólo puede asimilar lo que ha experimentado personalmente. Toda estrechez de mente o concepto burgués serán denunciados debido a una necesidad extremadamente fuerte de una experiencia de iniciación. Ya que Lilith simboliza el rechazo tanto como la fascinación, esta posición también puede volverse manifiesta en las relaciones problemáticas con países extranjeros o extranjeros, xenofobia, o dificultades en el aprendizaje de lenguas extranjeras.
Para averiguar qué forma de manifestación prevalecerá, debemos estudiar los primeros años de vida, y especialmente a las experiencias con mentores o culturas extranjeros. Mientras que, en el (34) pasado, esta posición solía indicar una visión atea del mundo, ahora la encontramos en las cartas de muchos entusiastas devotos de los estudios esotéricos. En el mejor de los casos, cada persona revisará críticamente los mecanismos de su propia cultura, esperando avanzar hacia las leyes naturales más allá del tiempo y del espacio. Algunas veces podemos detectar un tipo de toque pionero, con acontecimientos que cambian la vida asociados con países extranjeros. De manera negativa, esta posición podría manifestarse como un desarrollo hacia el fanatismo en las personas intelectualmente limitadas, o en una posición de “el fin justifica los medios”. Los prejuicios morales de cada uno se convierten entonces en la norma moral, y la justicia se inclina arbitrariamente para servir mejor a las metas de cada uno.
No es sorprendente saber que esta ubicación se encuentra en el horóscopo de Estados Unidos, con Lilith en conjunción con Neptuno y en cuadratura con Marte. No sólo se construyó este país sobre el territorio de una cultura extranjera que fue conquistada y diezmada, sino que también se le conoce como “la tierra de las posibilidades ilimitadas”. La Libertad y la Individualidad se escriben con mayúsculas. La expresión el “Sueño Americano” distingue claramente a los estadounidenses de los europeos. ¿Qué alemán contemporáneo hablaría del “Sueño Alemán”, qué francés se expresaría de un “Sueño Francés”? Un concepto tal sólo puede existir donde la lucha por obtener “más” (ya sea en abundancia material o en una metal espiritual” forma parte de la idiosincrasia nacional). Según esto, el sentimiento de estar en lo correcto y de hacer las cosas mejor que los otros es lo más importante. Si uno cree que la justicia está de su lado, puede actuar como el imperio de la ley, porque piensa que los intereses de las otras personas se encuentran en su corazón. Neptuno en conjunción con Lilith ayuda a borrar los límites y a poner el sentimiento de justicia de uno por encima de todo lo demás. Según la ley estadounidense, es perfectamente legal secuestrar a un delincuente en otro país a fin de llevarlo ante una corte estadounidense (Noriega, ex-presidente de Panamá, por ejemplo). Por otro lado, si otro país adoptara una acción similar, esto provocaría las contramedidas más severas.
La preocupación con los países extranjeros o con las cuestiones humanas fundamentales puede adoptar muchas formas, dependiendo de las experiencias individuales durante la niñez y adolescencia. Según esto, Lilith en la Casa IX puede manifestarse como un rechazo xenofóbico de lo extranjero y lo diferente. Con su Lilith en Casa IX en Géminis en Trígono con Urano, Adolfo Hitler ilustra ese tipo de manifestación. El también fue llevado a negar el orden y las convicciones burguesas existentes, y sintió la necesidad de desarrollar su propio sistema nuevo (y un nuevo orden mundial) basado en los valores arios. Creyendo que el principio de lo foráneo, particularmente en su forma semítica, representaba un peligro que él tenía que combatir, cayó en una distorsión de la realidad que se expresó a sí misma como paranoia al final. Empleando rituales apropiados, él utilizó exitosamente a los arquetipos que tenían el gran impacto sobre sus seguidores que él deseaba. Su gran logro, bajo la forma de su nominación como canciller el 30 de enero de 1933, coincidió típicamente con el ingreso de Lilith a Géminis y su paso sobre su conjunción Neptuno-Plutón en Casa VIII. En julio de 1933, cuando Lilith en tránsido había alcanzado su posición natal, Hitler declaró terminada la “revolución”real. En este punto del tiempo, todos los otros partidos se habían disuelto o se habían puesto bajo el dominio del NSDAP (Partido Nacional Socialista). Todos sus oponentes políticos habían sido recluidos en campos o habían huido del país. La voz de la Iglesia fue silenciada durante el mismo mes. De esta manera, Hitler se había anotado también una victoria ideológica; él había reforzado sus propias convicciones exitosamente contra las de todos los otros, incluyendo las de la Iglesia. En el día de su suicidio, 30 de abril de 1945, Lilith en tránsito estaba en exacta conjunción con su Urano natal cerca de su Ascendente, una imagen apropiada para la muerte del dictador. (35)

Lilith sobre el Eje de las Casas IV-X 

 
Con esta ubicación cardinal y, por tanto, poderosa, uno deja detrás los temas promedio, disociándose de las expectativas colectivas de la familia o la sociedad. Así, una persona se convierte en un retador, que si no se convierte en alguien famoso, prefiere ser catalogado de infame antes que pasar por un desconocido. Sin importar si se trata de la Casa IV o la X, esta posición siempre se conectará con las polaridades de este eje, sumergiéndose en las profundidades de la Casa IV para expresar la experiencia personal en la X, la profesión del sujeto. Una vívida interacción entre el hogar y la vida profesional es bastante común, así como un cambio de localidad que revela nuevas potencialidades.

Lilith en Casa IV 

 
Con esta posición podemos esperar una relación ambivalente con nuestra herencia, sea ésta la familia o el país donde uno vive. El sujeto puede sentirse como un extraño en su familia, o puede abandonar su país para emigrar. Esto puede tener que ver con conflictos familiares o con experiencias traumáticas de la niñez -cualquiera sea el caso, el drama y los sacrificios que hieren a la familia son muy comunes. Así, uno desarrolla una ambivalencia hacia los temas de seguridad, posiblemente cambiando de residencia con frecuencia o siendo apartado de la casa y del hogar por circunstancias trágicas, con frecuencia, de tipo político.
El padre, así como la madre -generalmente considerados unos perdedores- pueden convertirse en el blanco de las agresiones de una persona. Tal situación resulta en una ambivalencia hacia el mismo papel de padre de uno, el cual es generalmente evitado con esta posición o que puede llevar a dificultades severas con los propios hijos. Sin embargo, estas experiencias traumáticas también pueden convertirse en un catalizador para bucear en los niveles más profundos del alma, abriendo el camino para la expresión artística, la cual propenderá a inclinarse por el absurdo o la exageración.
El cineasta italiano Federico Fellini es un buen ejemplo. Con Lilith en Sagitario en conjunción con el Fondo de Cielo, en cuadratura con Saturno, y en trígono con Neptuno, él creó un rico mundo de personajes extremadamente exagerados en sus películas. Curiosamente, antes de que empezara a realizar películas, él escribía textos para las tiras cómicas cuando el ministro italiano de cultura prohibió la importación de revistas cómicas norteamericanas. Asimismo, se desempeñó como caricaturista. Podemos asumir que la realización de películas le permitió a Fellini dar forma y expresión artística a un mundo interior más rico, al cual él personalmente hallaba difícil de ingresar (carecía de planetas en signos de agua, a excepción de Plutón). La fuerte Casa V indica la expresión de temas psicológicos o históricos (Lilith en Casa IV) mediante la actuación teatral.
Lilith en Virgo en Casa IV en el mapa de Luis Buñuel indica un motivo similar, excepto que éste será expresado a través de medios diferentes debido a la posición y aspectos diferentes del signo donde se encontraba Lilith. En esta carta, se encuentra engastada en una constelación que es muy expresiva por sí misma. Lilith hace cuadratura a la conjunción Júpiter-Urano-Nodo Superior y a una conjunción Plutón-Nodo Inferior, en tanto que hace oposición a Mercurio en la Casa X en Piscis. Así, todos los planetas lentos se encuentran conectados con Lilith, al tiempo que se toma en consideración que Mercurio en Piscis agrega el elemento neptuniano. La constelación nos muestra a una persona que se volcará hacia el surrealismo y, con la conexión Plutón-Urano, también hallará placer en lo cruel y lo escandaloso. Buñuel realizó sus primeros films, Un Perro Andaluz y La Edad de Oro conjuntamente con el artista Salvador Dalí. La Edad de Oro fue prohibida debido a su contenido obsceno. Buñuel encontró placer en el ataque y exposición inmisericorde del doble 36 estándar burgués, el fascismo español, y la Iglesia Católica una y otra vez. Es comprensible que no hubiera lugar para él en España debido a su orientación filosófica y política, de modo que emigró a México en 1948, lo cual fue un crucial punto de inflexión en su vida, marcando el inicio de una fase creadora distintiva.
Es interesante remarcar que estos dos directores de cine con Lilith en Casa IV tuvieron que enfrentar a regímenes fascistas en sus países de origen durante fases importantes de sus vidas.
Lo mismo ocurre con la actriz Marlene Dietrich, cuya carta muestra a Lilith en Escorpio en conjunción con el Fondo de Cielo [N.T.: cúspide de la casa IV] y en cuadratura con Venus. Ella abandonó la Alemania nazi para vivir primero en Estados Unidos, y luego en París, Francia -uniéndose al grupo de actrices de cine con Lilith en Escorpio o en la Casa VIII (tanto Catherine Deneuve como Brigitte Bardot tienen a Lilith en casa VIII)-. Una vez más, es muy revelador que Marlene Dietrich, quien debía haber tenido algunas dificultades para expresar sus sentimientos personales debido a la falta del elemento agua en su horóscopo, lo compensaba con Lilith en Escorpio, cuadrado con Venus (y con Venus en trígono con Plutón), representando el papel de la gran seductora. Su papel en El Angel Azul seguramente puede considerarse como la expresión clásica de una Lilith Escorpiona cardinal, en una tensa relación con Venus.
Al escribir sobre Lilith en Casa IV, Jöelle de Gravelaine también se refiere a los casos de un hombre quien asesinó a su madre, un violador y un asesino.(9) Encontramos esta posición en el horóscopo de Charles Manson, con Lilith en Casa IV cerca del Nodo Inferior, pero aún más cerca al punto medio de la conjunción Luna-Nodo Superior y Saturno. Es un hecho bien conocido que la banda de Manson asesinó a la gestante Sharon Tate de una manera bestial. Esto ocurrió cuando el Sol en tránsito pasó sobre su Lilith natal, la cual también estaba recibiendo el ángulo de cuadratura de un Saturno en tránsito. Lilith en tránsito estaba en conjunción con su Fondo de Cielo natal, y Plutón y Saturno en tránsito estaban en sesquicuadratura exacta. Para entender sus dificultades con el principio femenino, se debe estudiar también la muy tensa configuración natal de Saturno en cuadratura con la conjunción Sol-Venus y opuesta a Lilith.
Otro ejemplo es el de una mujer con Lilith en Casa IV en Libra, en oposición a Venus y en cuadratura por una conjunción del Nodo Superior, la Luna y Saturno en Cáncer en Casa XII. Ella perdió a su madre a una edad temprana y luego vivió en constante conflicto con su madrastra. Cuando tenía 20 años, se casó con un hombre enfermo con quien tuvo una hija, convirtiéndose en viuda cuando cumplió 25 años. Ella había empezado una nueva relación antes de que su esposo muriera, de modo que la familia de él la culpó por su muerte. Debido a que tenía que trabajar, no pudo criar a su hija, quien fue cuidada por sus abuelos, creciendo sin su madre también -al igual que la madre. Este es un ejemplo de destino extremoso de Lilith en Casa IV en conflicto con una configuración Luna-Saturno-Nodo Superior en Cáncer en Casa XII. Adicionalmente, una oposición Marte-Neptuno indica una imagen de la pareja extremadamente desafiante por parte de la mujer.

Lilith en Casa X 

 
Esta posición de Lilith se encuentra generalmente con personas que tienen un extraordinario sendero en la vida y rompen las normas sociales. Uno escoge una vida totalmente diferente de la de las otras personas o proyecta esto sobre una personalidad apropiada.
En la persona de la artista Camille Claudel encontramos un poco de ambas. Con Lilith en cuadratura con su Sol, ella desafió a la sociedad y cuestionó el sistema patriarcal, pero, (37) simultáneamente, se destrozó a sí misma por su infeliz relación amorosa con Auguste Rodin, cuyo Marte aplastó a la Lilith de ella, recibiendo la oposición del Urano de él y la cuadratura de la conjunción Saturno-Venus de él. Aunque era muy talentosa, terminó en una institución mental; y, por tanto, su Lilith en Casa X podría ser interpretada como un sacrificio: la Sociedad no estaba lista para dejar que esta mujer -quien reclamaba la emancipación de una manera que estaba muy adelantada a su tiempo- fuera e hiciera lo que ella deseaba.
Johann Wolfgang von Goethe y Albert Einstein son, sin duda, personalidades extraordinarias con Lilith en Casa X. En el horóscopo de Goethe, encontramos a Lilith en conjunción con el Sol directamente sobre el Medio Cielo, en amplia oposición a la Luna. Difícilmente podemos encontrar a alguien que exprese la tentación faustiana que acompaña en Lilith en Casa X como él lo hizo. Particularmente, cuando Lilith está en conjunción con el Medio Cielo, tal persona está directamente en contacto con el reino de la oscuridad y el inconsciente, lo cual plantea la cuestión de cuán lejos puede esto integrarse. En el caso de Goethe, el principio organizador de Virgo prevaleció. La sensualidad de Lilith, que el normalmente tan caótica, encontró su expresión -o mejor aún, su proyección- en su poesía, así como en sus relaciones íntimas.
Tal vez Goethe debería ser visto como un pionero de ciertas escuelas occidentales del pensamiento psicológico que tienen un carácter iniciatorio. Anticipándose en mucho a su tiempo, él reveló los reinos más oscuros de la psiquis humana. Es últil citar a Jöelle de Gravelaine en este contexto: “Más comúnmente, la Luna Negra en Casa X indica a aquellos que trabajan como intermediarios, como ayudantes del alma, como inciadores. Ellos ayudan al desarrollo de la conciencia. Por tanto, esta posición con frecuencia se encuentra en psicoanalistas, psiquiatras, psicólogos y astrólogos, o en ciertos médicos para quienes los síntomas psicosomáticos son más que un término carente de importancia. También lo encontramos en gente que se dedica profesionalmente a ayudar a los demás, quienes abandonan el sendero clásico y buscan nuevas posibilidades…”(10)
La Lilith en Casa X de Albert Einstein se encuentra acompañada de tantos otros factores horoscópicos que no sobresale mucho. Sin embargo, la cuadratura entre Lilith y la conjunción Marte-Nodo Superior es tal vez muy importante para entender los nodos lunares de Einstein. El era un pacificista convencido, pero su investigación fue crucial para proporcionar a la humanidad las armas más terroríficas. Una vez más, observamos la dificultad de lidiar adecuadamente con la situación de aprendiz de brujo, una situación que las personas tienen que enfrentar si Lilith se encuentra en su Casa X.

Lilith sobre el Eje de las Casas V – XI 

 
Con Lilith sobre este eje, generalmente detectamos una rebelión contra la herencia paterna y materna (Lilith en Casa V) o contra las instituciones sociales en su conjunto („establishment‟) (Lilith en Casa XI). Generalmente, el sujeto reclama el derecho de encontrar su propio sendero no convencional en la vida, lo cual frecuentemente involucra situaciones con pruebas muy severas. En la Casa V predomina un miedo inicial a ver rechazadas las creaciones propias (hijos, arte, el negocio propio, etc.), en tanto que, en la Casa XI, esto concierne, más bien, a experiencias traumáticas relacionadas con amigos o personas de pensamientos afines. En todos los casos, existe un fuerte apego del ego a ser (38) avasallado; generalmente, sólo se puede alcanzar un nivel más alto de autorrealización cuando uno ha llegado a un grado de desapego personal.

Lilith en Casa V 

 
Según mi experiencia, Lilith en Casa V produce frecuentemente un rechazo hacia el padre, quien es percibido como ausente o irrelevante incluso cuando se halla presente. Conozco varias mujeres que, cuando eran niñas, se sentían como princesas y estaban muy molestas de que sus padres no fueran “reyes”, y, por tanto, fueron incapaces de permitirles desempeñar el papel de princesas. Esto siguió desarrollándose hasta el punto en que dichas mujeres comenzaron a actuar como si hubieran nacido dentro de una familia equivocada, y pronto empezaron a buscar parejas poderosas, semejantes a sus padres, quienes típicamente fracasaron después en dar la talla. En un caso, el marido escogido se volvió casi impotente. Lo que se había cristalizado como rechazo del padre a una edad muy temprana (éste es también un tema Lilith-Sol) se tradujo luego en una “castración” del esposo.
Para la cantante de rock y blues Janis Joplin, la conjunción Lilith-Júpiter en Casa V la llevó a un ascenso meteórico en la década de los sesenta. Lois M. Rodden la cita en su obra Profiles of Women (Perfiles de Mujer): “Hombre, prefiero vivir diez años a lo „hiper-super-máximo‟ que vivir hasta los setenta años sentada en cualquier silla maldita viendo televisión.”(11) Lois Rodden encuentra que su horóscopo “carece de sentido común al igual que su corta vida.”(12) Ella se pregunta cómo Janis, teniendo su Sol en Capricornio y su Luna en Cáncer, pudo llegar a dicha tener dicha actitud, y si habría sido la conjunción Luna-Júpiter en cuadratura con Neptuno la que la impulsó a llevar el estilo de vida excesivo que la condujo a la muerte por una sobredosis de heroína a los 27 años.
Si consideramos la posición de Lilith -en conjunción con Júpiter y, de acuerdo al sistema de 30°, casi sin aspectos a excepción de una amplia conjunción con la Luna- su necesidad de elevarse por encima de cualquier limitación deviene más comprensible. Janis Joplin reclamaba el derecho a convertirse en una princesa o reina. Ella se convirtió, aunque por corto tiempo, en la reina del blues de la música roquera y en la expresión viviente de la generación del poder de las flores a fines de los años 60. Parece muy interesante, dentro de este contexto, que Jimi Hendrix, un ídolo masculino del rock de dicho período, quien murió tan sólo dos semanas antes que Janis Joplin -más probablemente debido también a una sobredosis- tuviera la misma configuración de Luna, Júpiter y Lilith en Cáncer. Al igual que Janis, él no viviría más de 27 años.
El rechazo del ambiente de la casa de los padres, o de uno de los padres, lo cual es muy común con Lilith en Casa V, generalmente se origina en las experiencias de manipulación paterna de la primera infancia. Típicamente, encontramos dos estrellas de cine con esta posición, las cuales fueron puestas frente a una cámara por sus padres a una edad muy temprana: Brooke Shields y Liz Taylor.
Brooke Shields fue comercializada como actriz por su madre desde su primer año de vida. El clímax de su carrera como actriz infantil fue su papel en la película Pretty Baby, en la cual Brooke, a la sazón de doce años, interpretaba a una prostituta infantil. Naturalmente, este desarrollo puede explicarse por su conjunción Luna-Venus en el MedioCielo, en amplia cuadratura con Plutón, Urano y Marte. Pero Lilith en Casa V brinda una mayor explicación de su necesidad de exponerse a sí misma y de enfocar los ojos del público sobre ella como una “pequeña princesa”. Es un hecho interesante que, durante el rodaje de Pretty Baby, Lilith en tránsito estaba pasando sobre la conjunción Venus-Luna-MedioCielo de Brooke Shields. (39) Liz Taylor también tiene una Lilith que pertenece a Casa V (muy cerca de la cúspide de Casa V, en conjunción con Venus y Urano). Ella hizo su debut como actriz infantil a los once años. Al igual que Brooke Shields, tiene la conexión obligatoria Luna-Venus de todas las estrellas infantiles, reforzada por un poderoso aspecto de Plutón. Estas posiciones dan cuenta de su fuerte carisma femenino: Ella fue un glamoroso símbolo sexual en los años 50 y 60, y la prensa tabloide ha informado con regularidad todas sus últimas aventuras.
Pareciera que las mujeres con Lilith en Casa V desarrollan talentos seductores pronunciados a una edad muy joven, lo cual les confiere un fuerte impacto sobre el ambiente que las rodea. Generalmente hay una crisis cuando tienen que crecer y aceptar responsabilidades por sus propias vidas (después de todo, uno no puede ser una princesa por toda la eternidad). Alrededor de los 27 a 30 años (las revoluciones de la Luna y Saturno), la meta principal consiste, obviamente, en desarrollar una nueva identidad adulta. Esta podría ser la razón por la cual Janis Joplin, quien había alcanzado este umbral, le dijo adiós a la vida en lugar de atravesar dicho proceso.
Una de mis conocidas, una mujer con Lilith en Casa V, vivió como una aventurera, seduciendo hombres ricos -a los cuales conocía en los exclusivos balnearios de vacaciones del Club Med- hasta que cumplió 30 años, sin haber tenido nunca un trabajo estable o haberse comprometido seriamente con una relación. Fue entonces que ella inició su propio negocio, el cual fracasó. Sólo entonces se comprometió, casándose con un doctor, y convirtiéndose en madre. Con esta posición de Lilith, uno puede imaginarse fácilmente que sus hijos se ocuparán de llamar la atención de ella hacia sus propios puntos débiles.
En realidad, con Lilith en Casa V, toma bastante esfuerzo desarrollar la propia creatividad. Al igual que con Saturno o Plutón en esta casa, la necesidad de perfección es bastante fuerte. Antes que una persona obtenga una actitud generalmente desapegada e impersonal hacia sus propias creaciones, pueden existir algunos mecanismos saboteadores que están trabajando. El rechazo de los estándares normales es sumamente fuerte, y si la persona se convierte en alguien creativo, debe ser con algo especial. Esta posición favorece una disposición narcisista; el objetivo será perderse completamente uno mismo en el trabajo creativo, fusionarse con su propia creación. Consecuentemente, esto significa que los asuntos expresados en el proceso creativo deberían ser de una naturaleza tipo “Lilith”.
Muchas mujeres dirigen esta ambivalencia acerca de sus propias creaciones hacia la maternidad. Joëlle de Gravelaine menciona que el deseo de tener un hijo y el rechazo del hijo están estrechamente ligados, y que el narcisismo personal con frecuencia impide al individuo “procrear sin miedo”.(13) Si las propias experiencias narcisistas son proyectadas sobre sus hijos, puede generar reacciones desagradables en los hijos. Por otra parte, este proceso en particular ofrece la oportunidad de crecimiento personal, instigado a través de las lecciones que nos enseñan los hijos.
Joëlle de Gravelaine describe las expriencias femeninas dramáticas de un posicionamiento de Lilith en Casa V como sigue: “La presencia de Lilith, la asesina de los niños, en Casa V con frecuencia promueve pérdidas, abortos, embarazos dificultosos, problemas durante el parto, o sentimientos ambivalentes con respecto al niño no nacido, quien es rechazado inconscientemente, y quien, como resultado de esto, algunas veces reacciona con rechazo a su vez”.(14)
Existe una similitud inequívoca con Saturno, quien devoró a sus propios hijos, y la solución al problema es similar también. Uno tiene que aceptar y reconocer el potencial individual del niño, lo cual se facilitará una vez que uno ha tomado consciencia de su propio ser personal. Sin embargo, en (40) contraste con la autorrealización saturniana, Lilith indica un proceso fuera de los estándares establecidos, demandando la integración de aquellos niveles del alma que son primigenios en la naturaleza y que han sido considerados tabú por la sociedad.

Lilith en Casa XI 

 
Lilith en Casa XI indica frecuentemente una necesidad de escandalizar a la sociedad, ya sea escogiendo un sendero personal desusado o teniendo amigos que son una espina en el costado del „establishment‟ social.
Una mujer con esta posición de Lilith (en Acuarius, para rematar) y con un Sol en Casa XII en Piscis, pasó la mayor parte de su vida en India para colmarse espiritualmente en presencia de sus diversos gurúes y para contrarrestar con sus creencias exóticas el trivial enfoque de sus padres hacia la vida. Con un Nodo Superior en Casa VII y una conjunción Marte-Nodo Inferior en cuadratura con Lilith, la reverencia por el gurú tomó el lugar de relaciones físicas íntimas, las cuales ella prefería evitar en absoluto.
Otra mujer, con una conjunción Lilith-Nodo Inferior en Casa XI opuesta a una conjunción Sol-Luna-Nodo Superior, abandonó el hogar familiar a una edad precoz, retirándose a un país lejano y contrabalanceando los valores de sus padres con aquellos de su círculo de amigos de ideas altamente desusadas y originales. Las parejas potenciales sólo le resultaban interesantes cuando eran artistas o, por lo menos, personas con una manera poco frecuente de vivir. Sólo mucho más tarde se dio cuenta de que se había deslizado por la tangente, en tanto que muchas de sus antiguas parejas se convirtieron en personajes conocidos o incluso famosos, porque ella no había estado lista para comprometerse por un tiempo largo. Con su conjunción Lilith-Nodo Inferior en Aries en Casa XI, ella había mantenido vivo por mucho más tiempo de lo factible el mito de que ella podría tener cualquier hombre que ella deseara. Luego de que ella comprendió que la autorrealización es mucho más valiosa que un gran número de amigos fascinantes, ella empezó a trabajar seriamente en su autodesarrollo.
¿Indica también esto la presencia de un “tema de princesas” con Lilith en Casa XI? Mirando el horóscopo de la actriz Greta Garbo, uno podría pensar que sí. Su Lilith en Casa XI en Aries forma un trígono con su conjunción Venus-Nodo Superior y un sextil con la conjunción Saturno-Nodo Inferior. Es bien conocido el hecho de que, luego de resultar un gigantesco éxito, Garbo se retiró precozmente de la actuación en 1941, cuando una de sus películas resultó un fracaso. A pesar de las numerosas ofertas, ella nunca aceptó regresar.
Defender las ideas originales que una Lilith en Casa XI nos obliga a tener no siempre es un proceso desprovisto de peligros. El poeta y esteta Oscar Wilde tuvo que aprender esto por la vía más difícil cuando fue juzgado por homosexualidad cuando se encontraba en la cumbre de su poder creativo. Cuando él inició un caso judicial contra el padre de su íntimo amigo, Sir Alfred Douglas, sobre la base de una difamación, el proceso se volteó contra él y fue acusado y sentenciado a dos años de trabajos forzados. El desoyó el consejo de sus amigos de abandonar Inglaterra a tiempo. Su caso contra el
establishment‟ social, que él esperaba ganar hasta el final, se ve claramente expresado por su Lilith en Casa XI en cuadratura con el Sol y opuesta a Júpiter. El se convirtió en víctima de la opinión conservadora, representada por el Marqués de Queensbury, padre de su amante, quien le inició juicio. La tensión entre la Lilith de Wilde, por una parte, y el Sol y Júpiter, por la otra, indica un hombre disidente, romántico, por tanto, de alguna manera influenciado por los valores femeninos, que lucha contra la aristocracia dominada por los hombres. Este aspecto también (41) expresa la necesidad de defender los valores femeninos frente a la dominación masculina, incluso en la corte. En la prisión, Wilde escribió una larga carta a su joven amigo, acusándolo de impedirle a él (Wilde) de realizar su trabajo y cumplir con sus obligaciones.
La desilusión e incluso la traición de los amigos aparece como tema común con Lilith en Casa XI. En este contexto, Joëlle de Gravelaine menciona el destino de un combatiente de la resistencia francesa que fue traicionado por sus compañeros y entregado a manos de la Gestapo. Este ejemplo también ilustra otro significado de esta posición de Lilith: la lucha desde la clandestinidad contra el orden establecido y por una nueva sociedad.
Uno se pregunta si esto se aplica a John F. Kennedy también, cuya Lilith en Casa XI estaba opuesta a Urano y en cuadratura con una conjunción de Marte-Mercurio-Júpiter en Casa VIII. Muchas personas vieron en Kennedy a un promotor de una visión esperanzadora de una nueva sociedad. El era conocido por defender los derechos civiles de la población afroamericana desposeída, e igualmente famoso por apoyar a su hermano, el Fiscal de la Nación, en su lucha contra la mafia. Por otra parte, él se hizo de un enemigo personal con el jefe del FBI J. Edgar Hoover, quien desaprobaba el estilo de vida de los hermanos Kennedy. En su vida privada, Kennedy había cruzado frecuentemente más allá de los límites de lo aprobado, por ejemplo, cuando es sobradamente conocido que compartió una enamorada con uno de los jefes de la mafia. Algunas personas arguyen que esto lo hizo vulnerable a la mafia. Otra teoría se centra en las riquezas acumuladas por su padre Joseph Kennedy a través de su cooperación con la mafia, alardeando que la mafia contaba con un tratamiento especial cuando su hijo se convirtió en presidente. Como esto no ocurrió, resultó importante entonces librarse de los hermanos Kennedy. Con una Lilith en Casa XI a mano (traición por parte de sus amigos o amigos de su padre), uno no se siente particularmente inclinado a pasar por alto estas teorías.
Como quiera que sea el caso, la Lilith de Kennedy en Casa XI acentúa la cuadratura entre Urano en Casa V y Marte y Júpiter en la VIII en su horóscopo. Al momento de su asesinato, esta configuración se vio activada por Saturno en tránsito y el Ascendente a 17° y 19° de Acuario, respectivamente, en tanto que recibía la cuadratura de Neptuno a 16° de Escorpio. Lilith en tránsito había llegado a 24° de Escorpio, por tanto, formando cuadraturas con su Lilith natal y Urano y haciendo oposición a su Júpiter natal. Simultáneamente, la cuadratura de Saturno y Lilith en tránsito puso los pernos sobre la tensa configuración de la carta natal de Kennedy.

Lilith sobre el Eje de Las Casas VI y XII 

 
Como todos sabemos, este eje tiene que ver con las crisis: en Casa VI, el ego está en crisis, teniendo que aceptar limitaciones forzadas por las circunstancias materiales; en casa XII , uno puede verse empujado a situaciones de crisis social, cuyos factores deben ser aceptados, al menos, superficialmente, sin perder la propia visión de un mundo lleno de posibilidades que aún no se han manifestado. Podemos presumir que este eje hace hincapié sobre el tema de los sacrificios que deben realizarse. Aquellos capaces de desprenderse de sus apegos personales obtendrán mucho de la imaginación e inspiración que brinda esta posición. Pero aquellos que mayormente experimentan y entienden a Lilith como una demanda total, sin cuartel, en muchos casos entran en conflicto con la sociedad. Aquellos temas como la culpa y el castigo y el consiguiente desarrollo de una actitud de ayuda pueden desempeñar un papel importante. (42)

Lilith en Casa VI 

 
Con Lilith en Casa VI, los desarrollos en el área del trabajo propio pueden adquirir un carácter predestinado. El individuo siente el deseo de rechazar por completo una rutina aburrida y hace del contenido inconsciente del alma y de los tabúes el tema de su trabajo y de las actividades con las que se gana la vida. De modo que hallamos dos manifestaciones de esta posición: por una parte, la persona que ve el trabajo como una desvalorización, rebelándose hacia los que están más arriba a fin de experimentar el castigo y el rechazo que es proyectado, y, por otra parte, la persona que ha encontrado un canal para expresar la energía de Lilith constructivamente a través de una profesión artística o que ayude a resolver problemas.
Cuando Lilith en Casa VI en Libra en cuadratura con el Sol es tomada en cuenta, puede arrojarse una nueva luz sobre el horóscopo de Henry Miller, quien tanto escandalizó al mundo literario de los años 30 con sus descripciones sexuales desembozadas [al descubierto] que algunas de sus obras fueron prohibidas. Los anteriores enfoques astrológicos para explicar el contenido provocativo de sus libros se centraron en su Mercurio retrógrado sobre el MedioCielo formando quincuncio con Neptuno y Plutón. Lilith en cuadratura con el Sol y Mercurio brinda una importante información adicional sobre su elección de temas para describirlo a él como un buscador de problemas y un provocador que cuestiona el orden prevaleciente describiendo abiertamente un mundo de tabúes escondidos.
Esta posición también aclara un episodio muy importante en su vida: cuando su punto de edad (15) alcanzó a Saturno en Casa VI, él se encontró con Mona, una mujer que lo convenció de abandonar su trabajo como gerente de personal de una compañía telegráfica (una imagen muy ajustada de un Saturno en VI en Virgo) a fin de dedicarse solamente a escribir a partir de ese momento. Mona, quien trabajaba como anfitriona de un club nocturno (Lilith en Libra en VI), le prometió pagar sus gastos. De esa manera, Miller se convirtió en una persona materialmente dependiente de una figura de Lilith, que hizo con él lo que quiso, transportándolo a los estados más altos de la felicidad por momentos y empujándolo a los abismos más profundos de la autodestrucción psicológica en otros. Por otra parte, él utilizó estas experiencias en sus libros posteriores, donde Mona -o Mara, como ella también es llamada- desempeña un papel importante. Así, Mona se convirtió en iniciadora y en partera, así como en la musa de Miller. En ese momento, Plutón estaba transitando por su Fondo de Cielo, haciendo cuadratura a su Lilith natal, y haciendo oposición a su Mercurio natal.
Otro ejemplo de Lilith en Casa VI en Libra se encuentra en el horóscopo de Mia Farrow, pero esta vez en conjunción con Neptuno, y opuesta a Venus, y en cuadratura con la oposición Luna-Saturno. Podemos detectar diversas manifestaciones. La descripción de los temas de Lilith en las películas (por ejemplo, El Bebé de Rosemary, dirigida por Roman Polanski, donde Mia Farrow interpretó a una mujer que se preparaba para dar a luz a un hijo del diablo bajo el cuidado de un culto satánico), o la perturbadora situación que experimentó como madre y pareja, cuando su hija adoptiva tuvo una relación íntima con su pareja, Woody Allen (Véase la sección “Lilith sobre el Eje de las Casas I-VII”). Por supuesto, uno podría tratar de explicar esto por la tensión entre Neptuno, la Luna, Venus y Saturno, pero, en este caso, Lilith es probablemente responsable por la situación que es particularmente ofensiva. Lilith en Libra opuesta a Venus constituye un doble tema Lilith-Venus, y de manera, proyectiva, la hija adopta el papel de una seductora peligrosa que hace que toda la estructura familiar (Luna y Saturno en aspecto inarmónico) estalle frente a un público escandalizado y confundido. En ese momento, Mia Farrow no se identificó tanto con Venus como con su eje nodal, de modo que ella experimentó a Venus como una proyección.(16) Pero éste no había sido siempre el caso. La seducción de o por un hombre mayor solía ser su propio tema. Cuando ella tenía 43 20 años -aproximadamente la misma edad que su hija adoptiva cuando el escándalo estalló en 1992- ella había tenido una aventura con Frank Sinatra, un hombre que le llevaba 29 años, y se casó con él. La hija de él, Nancy, era apenas cinco años mayor que su nueva esposa.
Según Joëlle de Gravelaine, el ser un cirujano o psiquiatra puede ser una manifestación sublime de Lilith en Casa VI, pero ella también menciona haber encontrado esta posición en la carta natal de “una cantidad de psiquiatras pervertidos.”(17) Por otra parte, el saber que Lilith -el símbolo original de la Gran Madre- está conectada con la inmortalidad del alma, la obediencia del principio del alma, entendemos que su posición puede encontrar una manifestación significativa a través de la ayuda a aquellos que están en trance de muerte o se ocupan de los estados de transición entre la vida y la muerte. Así, no es una sorpresa encontrar a Lilith en Casa VI en el horóscopo de la doctora Elisabeth Kübler-Ross, en sextil con la Luna y en semicuadratura con la conjunción Sol-Plutón, acompañada también de un Neptuno en Casa VI.
Con Lilith en Casa VI, uno debería tener cuidado en no emplear métodos dudosos en el área del trabajo propio -pues estos podrían tener un efecto bumerán. La carta natal del presidente estadounidense Richard Nixon nos brinda tal ejemplo: su Lilith en Casa VI está en conjunción con la Luna (representando a los votantes en la carta de un político) y en cuadratura con Saturno. Como sabemos, el espionaje en el cuartel general del Partido Demócrata causó su caída. Este caso ilustra diversas manifestaciones de Lilith en Casa VI: por una parte, estos actos ilegales fueron realizados por sus colaboradores (la Casa VI simboliza a los subordinados); por otra parte, su desconfianza hacia estas personas fue lo que lo acabó. Al copiar cuidadosamente todas las conversaciones en la Casa Blanca, él le dio a la comisión investigadora una razón para pedir las cintas. Cuando ya no pudo impedir que se dieran a la luz, resultó que los pasajes importantes habían sido borrados, lo cual reveló los intentos de Nixon de cubrir sus acciones. De acuerdo con la posición de Lilith en Acuario, Nixon vivió el caso a nivel personal como “una traición por parte de sus amigos”, una analogía que ya habíamos encontrado en la sección anterior sobre Lilith en Casa XI (Acuario). Lilith estaba pasando sobre las Casas IV y V natales de Nixon durante la fase más intensa del caso Watergate, por tanto, estaba transitando por los planetas personales que recibían la oposición de Plutón y Neptuno. En el momento de su renuncia, Lilith había retornado a su signo natal, Acuario.

Lilith en Casa XII 

 
Una Luna Negra en Casa XII puede expresarse particularmente bien dentro del marco de una profesión de asistencia o creativa. Si este tipo de canal está ausente, la vida puede verse caracterizada por renunciaciones forzadas. El castigo, inconscientemente deseado o infligido a otros, puede jugar un papel importante en esto.
La carta natal de Ingmar Bergman da un ejemplo de Lilith en Casa XII conjunta a la Luna y Marte y en cuadratura con una conjunción Júpiter-Plutón. El experimentó a una madre poderosa, devoradora y a un padre débil durante su niñez (Luna en conjunción con Lilith y un Sol prácticamente sin aspectos), y los temas que él trata en sus películas constituyen un verdadero “catálogo de Lunas Negras”, como lo llama Joëlle de Gravelaine. La muerte, las heridas, la negación y la renunciación son como hilos rojos que corren a través de sus filmes. Para expresar su conjunción Luna-Lilith-Marte en el reino neptuniano de la Casa XII, él escogió la realización de películas como su medio neptuniano. Aunque sus imágenes eran estética y poéticamente idealizadas (Venus en conjunción con el Nodo Inferior y la Luna; Marte y Lilith en Libra), él conjura repetidamente no sólo la muerte sino también la guerra entre los sexos y la tensión entre los deseos primitivos, inconscientes y la indiferencia fría, intelectual de la vida. Puede ciertamente explicarse todo esto mirando a los otros (44)factores horoscópicos, pero la intensidad que yace en la médula de los filmes de Bergman tiene la naturaleza de Lilith. Incluso los títulos de sus películas expresan este hecho: La Fuente Virgen, la Prisión, el Séptimo Sello, El Silencio, o Gritos y Susurros.
Si uno no tiene un canal creativo a su disposición, Lilith en Casa XII puede manifestarse como sacrificios involuntarios que uno se ve forzado a realizar repetitivamente, lo cual demanda que uno se desapegue de toda persona y todo objeto caro al corazón de uno. De modo que esta posición puede iluminar más el atormentado destino de la Princesa Carolina de Mónaco. Ella no sólo perdió a su madre en un accidente automovilístico cuando tenía 25 años, sino que su segundo marido, Stefano Casiraghi, se mató en un accidente deportivo acuático. Esto puede ciertamente explicarse por la configuración llena de tensión del Sol, Marte, Luna, Neptuno y Urano, así como por la cuadratura entre Plutón y el eje nodal. Pero Lilith puede brindarnos una interesante información adicional. Además de estar posicionada en Casa XII, también está posicionada en el punto medio de Urano/Plutón, el Sol/Plutón, y la Luna/Nodo Superior, respectivamente, todos ellos en signos fijos. Característicamente, Plutón estaba en cuadratura con esta posición de Lilith que recibe una carga pesada exactamente en el minuto en que Stefano Casiraghi moría (el 3 de octubre de 1990, a las 11:29 a.m., CET).
En un horóscopo masculino, Lilith en Casa XII puede indicar una sensualidad difusa y difícil de definir que lleva a aventuras numerosas o relaciones ilícitas. El horóscopo de Auguste Rodin, quien es considerado el más grande escultor moderno e incluso, cercano a Miguel Angel, el más grande escultor de todos los tiempos, es famoso a este respecto. Con Lilith en la cúspide de la Casa XII y opuesta a la Luna, su tormentosa aventura de largo tiempo con Camille Claudel (Veáse “Lilith en la Casa X”) titilaba a toda Francia a veces. Pero él también fue famoso -o, más bien, tenía mala reputación- por las incontables aventuras que tuvo con sus estudiantes femeninas. El encontró a su verdadera compañera en la vida, Rose Beuret, a los 24 años, cuando, traumatizado por la muerte de su hermana, decidió escoger el sendero del sacerdocio. No se casó con ella hasta que él tuvo 76 años, unas pocas semanas antes de su muerte, lo que ocurrió justo después de su 77mo. cumpleaños.
Su conjunción Venus-Saturno en cuadratura con Marte y Urano, así como la cuadratura entre su Sol en Escorpio y el eje nodal, puede ciertamente explicar su miedo a encadenarse, así como su sublimación a través del arte. Su Lilith en Casa XII opuesta a la Luna ilustra adicionalmente su visión, su búsqueda de lo elusivo sin comprometerse, y su esfuerzo por darle una forma tangible, empleando su Venus-Saturno en cuadratura con Marte.
En proyección, Lilith en Casa XII opuesta a la Luna puede no sólo manifestarse como una búsqueda constante del ánima, pero también de la mujer mentalmente perturbada -un papel que adoptó en la realidad Camille Claudel luego de su separación de Rodin. Los contactos de Lilith entre las cartas natales de ambos son notables: la oposición Mercurio-Urano de ella hace conjunción con el eje Lilith-Luna de él, en tanto que la Lilith de ella hace conjunción con el Marte de él, y, por tanto, hace oposición al Urano de él, al tiempo que hace cuadratura con la conjunción Saturno-Venus de él.
Como uno podría esperar, Lilith en Casa XII puede también traer a primer plano una extraña manera de tratar el tema de la muerte. El escritor estadounidense Truman Capote describe los últimos meses de dos asesinos en espera de su ejecución bajo la forma de diario en su libro A Sangre Fría. En su carta natal, encontramos a Lilith en Géminis cerca de la cúspide de Casa XII, en trígono con Marte y el Nodo Inferior en Casa VIII, en cuadratura con Urano en Casa IX y con Mercurio en Casa III. Lilith en Géminis y Mercurio en Casa IX describen al escritor que polemiza (45) acerca de la muerte (Marte en conjunción con el Nodo Inferior en la Casa VIII) y la vida en prisión (Casa XII).
También encontramos a Lilith en Casa XII, esta vez en Escorpio, en conjunción con la Luna y en sextil al Sol, en el horóscopo de Hermann Göring. Como líder de la Gestapo, él fue responsable de la persecución de los comunistas, socialdemocrátas y judíos desde 1932 hasta 1945. Es interesante ver cómo su posición de Lilith y los aspectos coinciden con aquellos de Heinrich Himmler, cuya Lilith no está en Escorpio, pero sí en Casa VIII, en conjunción con el Sol y opuesta a la Luna (Véase “Lilith en la Casa VIII”).
El ejemplo de Hermann Göring ilustra cómo una Lilith “escondida” puede manifestarse (Escorpio y en Casa XII) si uno no puede encontrar canales creativos u otras maneras de expresarla en una profesión asistencial o de solución de problemas. Las fantasías preñadas de culpa, que no pueden explorarse se pueden expresar como una obsesión con una imagen enemiga que necesita ser conquistada y eliminada por los medios más inclementes y a toda costa.

Referencias y Notas 

 
1.- Joëlle de Gravelaine, Le retour de Lilith - la lune noire, París: L‟Espace Bleu, 1985, Traducido por Claude Weiss y publicado en Alemán bajo el título, Lilith – Der Schwarze Mond, Wettswill, Suiza: edición Astrodata, 1990.
2.- Imágenes antiguas muestran a Lilith con un león, una serpiente y una “vaca voladora”. También es frecuente su descripción con las patas y garras de un pájaro muy grande. En estas imágenes encontramos los símbolos de los signos fijos: Leo, Escorpión, Tauro y Acuario.
3.- Roman Polanski, Roman Polanski von Roman Polanski, (edición alemana): Scherz Verlag, 1984. El libro fue primero publicado en América, en 1984, bajo el título de Roman. En la edición alemana, Polanski se queja de los medios de comunicación en las páginas 268-284.
4.- Joëlle de Gravelaine, Le retour de Lilith- la lune noire, edición francesa: p. 92 ; edición alemana: p. 74.
5.- Ibid, edición francesa: p. 93; edición alemana: p. 74.
6.- Ibid, edición francesa: pp. 101-102; edición alemana: p. 82.
7.- Ibid, edición francesa: p. 94; edición alemana: p. 75.
8.- Munzinger Archive, Abril 1995, referencia P010409-10Ke-ABA 1-4. 49 

9.- Joëlle de Gravelaine, Le retour de Lilith - la lune noire, París: L‟Espace Bleu, 1985, Traducido por Claude Weiss y publicada en Alemán bajo el título, Lilith – Der Schwarze Mond, Wettswill, Switzerland: edición Astrodata, 1990.
10.- Ibid, edición francesa: p. 104; edición alemana: p. 84.
11.- Lois M. Rodden, Profiles of Women, Astro-Data I, Yucaipa, CA : Data News Press, 1979; obra revisada y reeditada, 1996: p. 166.
12.- Ibid, versión 1979, p. 298.
13.- Joëlle de Gravelaine, Le retour de Lilith-La lune noire, edición francesa: p. 97; edicion alemana: p. 78.
14.- Ibid, edición francesa: p. 97; edición alemana p. 78.
15.- El “punto de edad” se refiere a un sistema progresional desarrollado por Bruno y Louise Huber y es ampliamiente utilizado en Suiza y en algunas partes de Alemania. El Ascendente es progresado a través de las casas (de Koch) de la carta natal a una velocidad de seis años por casa para determinar momentos y fases importantes en la vida del sujeto. Los Huber han publicado por lo menos un libro sobre este tema: Lebensuhr im Horoskop, Zurich, 1980. Mountain Astrologer no ha podido localizar la traducción inglesa de esta obra.
16.- Con mucha frecuencia, una mujer con Venus en cuadratura con la Luna (especialmente si el eje nodal, Saturno y factores como Chirón y Lilith también estan involucrados) tiene un conflicto entre dos arquetipos femeninos: la madre y la seductora. Cuando Mia Farrow era una mujer joven, ella se identificaba a sí misma con el arquetipo de Venus, o la seductora, por ejemplo, en sus relaciones con hombres mayores. Posteriormente, ella obviamente adoptó el papel de la Luna, o la madre, cuando adoptó a sus muchos hijos. Este periodo, en el cual ella se convierte en una “super madre” cubrió la época en que estaba con Woody Allen, una relación que se deterioró rápidamente cuando él tuvo la aventura con la hija adoptiva de ella, Soon Yi. En ese momento, el papel de la seductora migró hacia la mujer más joven, con efectos fatales sobre la relación de Farrow y Allen. Un ejemplo perfecto de cómo funciona la astrología psicológica. Naturalmente, el eje nodal Cáncer-Capricornio, con el Nodo Inferior conjunto a la Luna, le añade intensidad a este argumento.
17.- Joëlle de Gravelaine, Le retour de Lilith-La lune noire, edición francesa: p. 100; edicion alemana: p. 80.
N.P.: Solar Fire considera el Valor Medio de Lilith Luna Negra y Win Star el Valor Real.

En donde tomé el artículo, que a su vez lo obtuvo de Weiss, acaba:
Lima - Perú
29 de febrero de 2000
10° de los Peces, Año 52
de la Nueva Era del Aquarius. 

Este artículo de Weiss también lo publica Josep Lluesma en su blog:
http://astrologiajoseplluesma.blogspot.com.es/2014/08/la-luna-negra-traves-de-las-casas.html